Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Corregimiento de Puerto Lleras en Saravena, Arauca.
Corregimiento de Puerto Lleras en Saravena, Arauca. Foto: RCN Radio.

"Mi mamá dice que si no hay para el transporte, me saca del colegio", dice una niña de ocho años en el corregimiento de Puerto Lleras en Saravena (Arauca), una de las zonas donde persisten el abandono del Estado y el conflicto armado. 

Puerto Lleras tiene unas 80 casas, cada casa tiene apenas una o dos habitaciones en las que viven hasta seis personas. Las calles están llenas de lodo, no hay un puesto de salud y el agua no es potable. Tampoco hay alcantarillado.

En este lugar, conversamos un buen rato con cuatro niñas de entre 8 y 13 años de edad, con permiso de sus padres.  Ellas cuentan que están a punto de abandonar la escuela por la falta de transporte.

Le puede interesar: Niños indígenas en Puerto Carreño (Vichada), siguen buscando entre la basura lo que se pueda comer 

Minutos antes, las niñas habían hecho una presentación en público ante unas 50 personas entre comisionados de la Verdad, Naciones Unidas (ONU), representantes de la Iglesia Católica y la misma comunidad, sobre las necesidades de los niños y niñas en este corregimiento. 

"Se trata del transporte para ir al colegio, porque ahorita como nosotras pasamos al colegio Antonio Nariño, entonces no tenemos transporte para ir", mencionó una de ellas. 

Otra señaló que el colegio queda "yendo para Saravena y toca ir por carretera", pues en el corregimiento de Puerto Lleras funciona el Colegio Marco Antonio Mancera solo para la primaria. 

"Entonces si nosotros (mencionando a decenas de niños más) no tenemos vehículo personal, no podemos ir a la escuela. Mi mamá había dicho que si ella no tenía el transporte, me iba a sacar del colegio", contó.

Y añadió que "a mí me gustaría seguir estudiando porque esto es lo que me gusta. Me gusta la calidad de vida de acá, me gusta vivir acá...Sería muy triste no poder estudiar. Nos gusta mucho estudiar, leer, aprender". 

Otra niña también contó que el transporte no es la única necesidad que tienen. "Necesitamos un parque para hacer áreas recreativas y también una biblioteca que tenga libros para nosotros leer. Es lo que más nos encanta, leer". 

A las niñas, también les preguntamos por los sueños. Una de las cuatro dijo que quiere ser futbolista, "porque me gusta mucho el deporte".

Otra dice que quiere ser profesora. "Me gustaría enseñar todo lo que he aprendido", mientras que las otras dos niñas comentan que "todavía no tenemos claro qué queremos". 

Le puede interesar: Feminista por accidente, el libro de Salomé Gómez-Upegui

¿Cómo es vivir acá? les preguntamos. "Es muy bueno. Solo que hace unos días, nosotros veníamos con el señor de la palma (cultivo) y con niños del otro lado (de Venezuela) cuando sonó como un tiro por allá. Sonaron dos tiros y después sonó una bomba grande. Entonces nosotros nos asustamos y salimos corriendo", precisaron.

Otra niña recordó que "duramos como una semana encerrados en nuestras casas, porque nos daba mucho miedo salir". 

Audio

(Audio) Informa Carolay Morales sobre grave situación de orden público en Arauca.

0:27 5:25
Corregimiento de Puerto Lleras, Saravena en Arauca.
Corregimiento de Puerto Lleras, Saravena en Arauca. Foto: RCN Radio.

El reclutamiento de menores en Arauca

Para la Coalición Contra la Vinculación de Niños, Niñas y Jóvenes al Conflicto Armado en Colombia (Coalico),el reclutamiento en Arauca es muy difícil de registrar, porque el miedo impide que los familiares denuncien. 

Según Julia Castellanos, socióloga y una de las voceras de esta entidad, en lo corrido de este año se han registrado cinco casos de niños reclutados en Arauca.

"El silencio también dice mucho del miedo y de lo que realmente puede estar ocurriendo allí. A veces se piensa que cinco niños es un reporte muy bajo. Eso es muy triste porque un solo niño o niña reclutado para la guerra, debería sacudirnos y estremecernos como sociedad", dijo.

Según esta organización, el reclutamiento a menores en Arauca se realiza en mayor medida en municipios como Fortul, Arauquita y Saravena por parte de grupos armados como el ELN, el EPL, disidencias de las Farc y grupos residuales del paramilitarismo.

Le puede interesar: Factores por los que ha disminuido la tasa de nacimiento en el país

Además, han encontrado que los niños y niñas migrantes venezolanos que cruzan la frontera con Arauca, también están siendo objeto de reclutamiento.

Corregimiento de Puerto Lleras, Saravena en Arauca.
Corregimiento de Puerto Lleras, Saravena en Arauca. Foto: RCN Radio.

La deserción escolar y el alto riesgo de reclutamiento

El riesgo de desertar de la escuela en el departamento de Arauca es muy alto, según Gladis Yolanda Montes, abogada y defensora de Derechos Humanos en esta región del país.

La experta señaló que la deserción es una oportunidad de reclutamiento para los grupos al margen de la ley.

"Es muy complicado y duro lo que pasa acá. La falta de oportunidades, la misma pobreza es una oportunidad para que los grupos que operan en la zona, recluten a los menores. La deserción escolar cruza una delgada línea para que los jóvenes pertenezcan a la delincuencia". 

Le puede interesar: Covid y salud mental en Colombia: reportan situación crítica y saturación en atención

El mismo panorama lo percibe la organización Coalico, sobre la deserción escolar que resulta en el reclutamiento de menores por parte de grupos al margen de la ley en Arauca. 

"Que no hayan guerras ni problemas"

Finalmente, las cuatros niñas de Puerto Lleras, vestidas con su uniforme, mencionaron cómo les gustaría vivir. "Queremos vivir felices y que no hayan guerras ni problemas", dijeron.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.