Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Barrio San Francisco
Pepe Morón

Para entender el porqué de la violencia en Tuluá, hay que conocer la realidad d de sectores como el barrio San Francisco, lugar donde inicia este recorrido y donde algunos de sus habitantes, contaron detalles de su sangriento presente.  

“Sanfrancisco es lo que más queremos, es nuestro barrio y lo compartimos con una invasión, pero eso se salió de control”, dijo una de las habitantes del sector que acompañó nuestro recorrido.  

También puede leer"Nos dio miedo y nos fuimos del barrio": madre del soldado muerto en el río Fucha

Este barrio está construido en la margen del rio Tuluá. Sus casas tradicionales, pequeñas y muy parecidas entre sí, ahora se confunden con los ranchos de invasión que se han apoderado del sector.  

“Nuestro barrio era hasta acá, pero la invasión ha crecido y pues ahora conecta a San Francisco con el barrio de La Paz”, dijo la guía.  

El principal problema de este sector es la miseria, que sumado al olvido de las administraciones locales y a la falta de educación abrieron la puerta de males como el microtráfico. Un negocio ilegal que ha traído consigo consecuencias aterradoras.  

Audio

[AUDIO] Microtráfico, reclutamiento forzoso de jóvenes y violencia generalizada, desbordan a Tuluá

0:27 5:25

Del funcionamiento de las denominadas ollas nos habló Pedro, ese no es su nombre real, pero conoce muy bien cómo funciona este negocio en San Francisco.  

“Acá llega la droga por medio de una línea desde Nariño o Cauca, esta se reparte en las ollas y en los barrios se encargan de venderá”, dijo el joven de no más de 20 años.  

El control de ese negocio es según Pedro, una de las causas de las muertes constantes que se dan en esos sectores.   

En medio de lo ya acostumbrado que está a estas muertes, Pedro las define como Mensajes humanos, pero esos mensajes no son otra cosa que una forma de infundir terror.  

Más enReclutamiento y desplazamiento forzosos aterran a habitantes de barrios periféricos de Tuluá 

Una estrategia en la que, según cuenta, están metidos algunos mexicanos, que han llegado a comandar el negocio en barrios como San Fráncico y la Cruz.  

Y es que, según los vecinos, en estos barrios del llamado Corazón del Valle, es posible ver a uno que otro extranjero con acento mexicano y que llevan consigo radio teléfonos o incluso armas a la vista.  

Pero decir que la violencia en Tuluá y sus barrios se limita al negocio del microtráfico es quedarse corto. Hoy los grupos criminales de San Francisco y las cruces, así como las disidencias, los rastrojos y hasta la gente del golfo, quieren introducir sus tentáculos hasta en el comercio de algunos productos alimentarios.  

 Para hablar de este tema se llegó hasta la Plaza de mercado de Tuluá. Conocida como Galería. Un lugar donde el miedo casi que se puede tocar y los comerciantes han preferido irse para no ser asesinados  

“Acá ellos son los que ponen el precio de la papa, cilantro y cebolla. Se encargan de decir a quien se le compra y a quien no y ellos mismos son los que dan permiso para que se vendan estos productos”, dijo uno de los comerciantes.   

Desplazamientos, amenazas, muertes y sangre, son una clara señal de que el miedo que sienten los comerciantes de Tuluá no es infundado.  

Más aún si a eso, tal como lo cuenta Jairo, un comerciante que accedió a hablar si se le cambiaba el tono de su voz, las administraciones locales se hacen de los oídos sordos.  

En la plaza de mercado todos te miran con terror si les preguntas por la situación de orden público. Pocos se atreven a hablar. Por eso ya son comunes los comercios que se han ido cerrando y las historias de campesinos que prefirieron mal vender su local e irse a Cali u otras ciudades.  

Ante lo complejo del panorama las autoridades han realizado algunos consejos de seguridad en los que según indica el alcalde de Tuluá se han tomado medidas.  

“Hemos realizado algunos consejos de seguridad de la mano de las autoridades locales y el gobierno departamental, para revisar la situación de orden público en Tuluá y otros municipios del Valle del Cauca”, dijo el alcalde de Tuluá.   

Al tráfico de drogas, las masacres, las casas de pique y la denominada mafia del cilantro, los habitantes de Tuluá aseguran que es necesario sumarle la desidia del estado, al que ellos aseguran, parece no importarles su suerte ya que aseguran los ha dejado abandonados entre el miedo y la miseria. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.