Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Compra de billetes en mal estado se abre paso en Venezuela
Compra de billetes en mal estado se abre paso en Venezuela
Saul Noriega, corresponsal RCN Radio en Venezuela

En la Venezuela dolarizada de facto, todo se compra y se vende, hasta los propios dólares en mal estado, un negocio más que redondo que da cuenta de cómo los billetes verdes a veces importan más que los bolívares, la moneda legal en curso.

Con el aumento de las transacciones en divisas, que pasaron de 54 % en 2019 a más del 70 % en 2021, la dependencia del dólar americano se hace más que notable.

Lea aquí: Venezolanos cuentan cómo reinventarse en pandemia y no sucumbir en el intento

La mayoría de los billetes provienen de las remesas o de capital privado y ante la ausencia de una Reserva Federal como la Estados Unidos, encargada de la impresión de las unidades, los venezolanos básicamente van pasando de mano en mano los billetes, ya deteriorados y que no son aceptados en la mayoría de los comerció. 

En el Bulevar de Sabana Grande, pujante zona comercial de Caracas, se vocifera la compra de estos “billetes feos” en un intento de sacar provecho a la necesidad de muchos venezolanos que no encuentran dónde gastarlos. Aunque le ecuación sea desfavorable, muchos aceptan. 

“Si el billete es de 20 dólares, se le ofrece $10, si está muy feo se les ofrece $8 y está muy muy muy feo, se le ofrece hasta $7 (…) mientras más feo menos vale”, destacó uno de los comerciantes de la zona que prefirió guardar su identidad.

Incluso, el negocio es tan rentable, que a los billetes de alta denominación le sacan un buen porcentaje de ganancia a pesar de que el interesado pueda salir más que perjudicado. 

“Si llega alguien con un billete de $100, le quitamos $30 (…) es bastante, si está feo se le quita un gran porcentaje porque el jefe no va a perder”, acota.

El gran problema para los venezolanos hoy en día es que la mayoría de las tiendas, independientemente de su ramo, ha condicionado las ventas, bien sea en bolívares o en dólares en buen estado, sin ningún tipo de límite o enmienda, al punto de que, si esto no se cumple, prefieren no expender los productos.

“Hay gente que va para todos lados y no se los aceptan, entonces uno se los compra así. Ya nosotros lo llevamos a una tienda donde ya nos conocen a nosotros y nos los aceptan, eso sí, tenemos que gastarlos todo en mercancía”, resalta.

Este no es el único negocio alterno que ha surgido y es que la escasez de billetes “buenos” se suma a la ausencia de cambio. Cuando una compra llega, por ejemplo, a $17, muchos no tienen como dar $3 en vuelto.

Audio

[AUDIO] El negocio de los dólares deteriorados en Venezuela

0:27 5:25

Transportistas y vendedores informales son los grandes dueños del efectivo. Buscan desesperadamente los billetes de baja denominación para comprarlas y luego revenderlas o canjearlas.

Un dólar representa a la fecha unos 1.900.000 bolívares, ellos ofrecen Bs. 1.200.000 por cada unidad. Ahora, si alguien necesita el “sencillo”, la oferta es la entrega de siete u ocho billetes de $1 por cada billete de $10. 

Le puede interesar: "No quiero que me vean con lástima": medallista venezolano que se la rebusca en Uber Eats

Una situación que surge en medio de una crisis sin precedentes y que ha puesto a muchos venezolanos a pensar cómo rendir lo que tienen. “O tengo que gastar todo o tengo que hacer lo que ellos quieran porque no me dan el cambio que necesito”, dijo Margarita Romero.

“Si uno tiene bolívares puede resolver. Yo pague cinco dólares en billete y el restante en bolívares, pero en caso de que yo no tenga, dejo la compra, no me enredo”, destacó Carlos Cedeño.

“Hay que hacer magia, trato de cuadrar que la compra me quede en $5 o en $10 y si hay cosas que no necesitó, las saco”, señaló Carlota Martínez.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.