Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Migrantes venezolanos en Villa del Risario, Colombia.
AFP

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiado (Acnur) decidió reunir a colombianos y venezolanos que han vivido la condición de migrantes y retornados, para crear una serie digital llamada 'Encuentros', y que busca reforzar el mensaje contra la xenofobia. 

Es una serie de dos temporadas, con cuatro capítulos cada una, que narra historias de personas como Arisabel Mesa, es colombiana, desplazada por la violencia, y migrante en Venezuela, donde vivió 16 años hasta cuando la situación económica y política en ese país, complicó su permanencia.

Arisabel le contó a RCN Radio que sus hijos son venezolanos, que allí aprendió la costura, y que de regreso a Colombia tuvo que empezar de ceros. 

Lea aquí: Migrantes del Darién: Alerta por alto flujo, muertes y delicada salud mental

"En el 2018 volví a Colombia porque la situación de ese país se puso muy fuerte, no se conseguían los alimentos, la medicina y todo. Nos trajimos cuatro máquinas que logramos pasar por las trochas, y empezamos de ceros. Coloqué un letrero de arreglos y costura sobre medidas". 

Con sus conocimiento de costura, pudo emprender y "gracias a Dios luego empecé con mi emprendimiento de pijamas, que ya están a nivel nacional, he tenido ventas por muchos departamentos de Colombia".

Pero su política de negocio, después de haber tenido que huir a Venezuela, está clara: solo contrata a migrantes venezolanos. Cuenta que decidió contratar a venezolanos, por ahora dos, y los únicos en su empresa junto a su esposo, porque "la verdad uno no debe discriminar, están pasando por una situación muy dura, igual que la que tuvimos que pasar nosotros cuando estuvimos allá". 

Este tipo de colaboraciones impulsaron la creación también de una iniciativa del Ministerio del Trabajo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Acnur para dar a conocer las oportunidades labores para colombianos y migrantes que se generarán gracias al Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos.

Nidia Tarazona, miembro del Comité Ejecutivo de la CGT, habló del mensaje central que se quiere dejar con esta iniciativa. Dice que "se escucha mucho que el ETPV va a quitar oportunidades de trabajo para la comunidad de acogida, en este caso los colombianos, pero eso no es cierto. La migración en el mundo y los países grandes y desarrollados se han construido con mano de obra migrante, y si lo ha hecho el mundo entero, Colombia no puede ser la excepción". 

Le puede interesar: Brave Children: niños que enfrentan la guerra, la pobreza y la migración en Colombia

María Patricia Guzmán, directora ejecutiva de Cotelco Bogotá, y que también apoya la campaña, aseguró que "todos los empresarios tenemos la obligación de generar oportunidades para ellos. No es fácil haber dejado su país, su tierra, sus familias, muchos de ellos sus hogares, y tratar de arrancar nuevamente en otro país. Estamos convencidos que, dándonos la mano unos a otros, vamos a salir adelante”. 

La comunidad internacional sigue enviando mensajes que buscan contrarrestar eventuales casos de xenofobia que puedan presentarse en las comunidades de acogida como consecuencia de la implementación de este nuevo estatuto. Algo que creen es posible contrarrestar con encuentros y verdadera integración. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.