Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Montelìbano es el municipio más poblado del sur de Còrdoba.
El miedo y la soledad reinan en las calles de Montelìbano.
RCN Radio/Jairo Perez.

El ambiente en el perímetro urbano del municipio de Montelíbano, a pocos kilómetros de la mina Cerro Matoso en Córdoba, es de miedo y zozobra por cuenta de la guerra a sangre y fuego entre las bandas criminales Los Caparrapos y Clan del Golfo.

La confrontación de estos grupos ha dejado 19 asesinatos en lo que va del año y varios  grafitis intimidatorios en las paredes de locales y casas.

RCN Radio conversó con algunas personas, quienes pidieron como condición para hablar no revelar su identidad para evitar represalias.

Por ejemplo, la racha violenta provocó la restricción de parrilleros hombres en horas de la noche  y pérdidas económicas a transportadores.

La producción de carreras ha bajado hasta en un 50% por cuenta de la situación de orden público que se viene registrando. Las personas no quieren salir de sus casas”, explicó un taxista.

Los familiares de Luis Serrano, un comerciante asesinado el pasado miércoles, piden que pare la violencia la cual afecta a personas inocentes.

Los comerciantes están a punto de la quiebra económica por cuenta de la guerra. “Las ventas han bajado mucho.  La gente  ya no quiere sentarse en el negocio, sienten temor a que les vaya a pasar algo sobre todo  horas de la noche,” explicó el propietario de una panadería.  

Al respecto, el  alcalde de Montelíbano, Francisco Aleán, reconoció el pánico que existe en  su municipio por cuenta de esta guerra entre bandas criminales.

El mandatario municipal denunció que estos grupos ilegales están reclutando jóvenes para que hagan parte de sus estructuras y al tiempo le hizo el llamado de alerta a los padres de familia.

En Montelíbano,  el pasado viernes media hora después culminar un consejo de seguridad liderado por el ministro de Defensa , Guillermo Botero, aparecieron panfletos en las calles amenazando al Representante a la Cámara por el Partido Liberal, Andrés Calle, oriundo de esa región.

En el mismo documento, amenazaron a dos personas que hacen parte de los medios de comunicación de esa localidad identificados como Organis Cuadrado y Rafael Moreno.

Para las autoridades, el narcotráfico ha sido el detonante para que se produzca esta guerra que tiende a extenderse a otros municipios como San José de Uré, Montelìbano.    

Hacer el ejercicio periodístico de manera libre en esta región fue una labor muy difícil por cuenta del pánico existente y la desconfianza de las personas quienes, en su mayoría, se rehusaron a hablar.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.