Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Una mujer cosecha café
Una mujer cosecha café
AFP

En Anolaima, municipio de Cundinamarca, un grupo de mujeres trabajadoras del campo decidió unirse y crear una asociación con el fin de promocionar el café que cultivan en sus fincas. La decisión se dio con el fin de buscar la independencia económica, reducir la necesidad de intermediarios y resaltar el papel que desempeña la mujer en estos cultivos.  

Marcela González, manifestó que de esta manera pueden destacar también la labor de la mujer en la cadena productiva del café. “La mujer hace un trabajo importante, sea en el cultivo, la recolección, o la comercialización, que es el objetivo primordial de nosotras”, indicó.  

Las mujeres con fincas cafeteras desde muy temprano están despiertas, como es costumbre de las mujeres rurales quienes atienden no solo sus cultivos, sino también diferentes labores dentro de casa.  

Le puede interesar: El protagonismo de la mujer rural en la producción de hierbas aromáticas

Jennifer Home, quien también pertenece a la asociación, recordó que “la mujer cafetera campesina atiende las labores propias del hogar, y luego debe ocuparse de las actividades que demanda el cultivo del café, y de los demás productos que produce la finca. La mujer campesina siempre ha estado presente en el campo cuidando y cultivando la tierra”. 

Aprovechando ese conocimiento que les han dado los años, varias mujeres caficultoras y empresarias de Anolaima, decidieron unirse y crear la Asociación de Mujeres Cultivadoras de Café, con la cual buscan comercializar sus productos tanto en Colombia como en el extranjero, y también generar empleo y dignificar la calidad de vida de los trabajadores de las fincas.  

“Otro de nuestros objetivos es emplear familias dándoles una vivienda digna, un salario legal con todas las prestaciones de ley; y adicional a estas familias que tenemos como fijas dentro de las fincas, también damos trabajo a personas que van de paso y los ayudamos mejorando su calidad de vida”, indicó. 

Agregó que “en época de cosecha es cuando más mano de obra se necesita, y buscamos que su remuneración sea digna”.  

Lea también: Los guardas de seguridad y su labor en medio de la pandemia

Estas mujeres caficultoras y empresarias de la región, fueron las encargadas de realizar la primera feria cafetera en Anolaima; y cada día siguen impulsando un proyecto que busca visibilizar un trabajo que consideran muchas veces no es valorado.  

“Empezamos a manejar toda una cultura a favor del café, enseñándoles a las personas a consumir nuestro café, el café local. Mostramos la variedad de café que hay en nuestra región y la verdad ha sido un trabajo muy gratificante, muy bonito…”, manifestó.   

Anolaima tiene en promedio 12 mil habitantes, de estas 840 familias son cafeteras.   

Audio

Las mujeres de Anolaima le apuestan al café y a su independencia

0:27 5:25
Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.