Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Guerrilla del M19
El 27 de febrero de 1980 se inició la toma a la Embajada de República Dominicana por parte del M19.
Suministrada. Archivo particular

Uno de los hechos más importantes de nuestra historia reciente fue la acción del grupo guerrillero M-19 hace 40 años en el Día Nacional de la República Dominicana: una toma que dejó dos muertos, 16 rehenes y 15 guerrilleros como protagonistas de un episodio que le dio la vuelta al mundo.

La toma a la embajada duró 61 días, comenzó el 27 de febrero de 1980 y se resolvió el 27 de abril, con el viaje en un aparato de Cubana de Aviación de los guerrilleros y algunos de los diplomáticos. El éxito de la operación se basó en una estrategia del gobierno de Julio César Turbay: ni un preso, ni un peso.

Le puede interesarCorte Suprema no avanza en la revisión de indultos al M-19 por la toma del Palacio

Según cuenta Ramiro Zambrano, negociador del gobierno, desde el comienzo se acordó que no se pagaría ni un centavo. El M-19 pedía 50 millones de dólares para la liberación de los rehenes. Y tampoco se liberaría a ningún guerrillero: el M-19 pedía como condición innegociable la liberación de 311 de sus compañeros, 28 de ellos “imprescindibles”.

Por la guerrilla, la negociación corrió a cargo de Carmenza Cardona, “La Chiqui”, quien se reunía junto con Ramiro Zambrano y Camilo Jiménez, a nombre del gobierno, en una camioneta amarilla, sin puertas, estacionada frente a la casona.

Audio

Mirada el pasado: Toma a la Embajada de la República Dominicana en Colombia

0:27 5:25

En su libro “27 de febrero de 1980. La toma de la embajada de República Dominicana por dentro”, Ramiro Zambrano revela que un factor inesperado precipitó la negociación: el surgimiento de una blenorragia en un empleado dominicano, que puso en pánico a la embajada y llevó a que los captores agilizaran las conversaciones.

Lea también1989, un año trágico en Colombia

Además, se acordó que un fondo judío para rescates pagara un dinero a los guerrilleros “que nunca pasó de un millón de dólares”, según el negociador Zambrano, en diálogo con RCN RADIO.

Finalmente, guerrilleros y rehenes partieron a Cuba y siempre se mencionó la “labor humanitaria” de Fidel Castro para resolver la crisis. Sin embargo, unos meses después a la cancillería colombiana llegó una cuenta de cobro por 22 mil dólares, todo un platal para la época, que Colombia tuvo que pagarle a Cuba por los servicios prestados.

Por Juan Manuel Ruiz

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.