Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Celulares en Día sin IVA y Navidad: productos que escasean
Imagen de Csaba Nagy en Pixabay

En Colombia las redes sociales han mostrado que desde muy temprana edad hay quienes han logrado reconocimiento al tener incluso millones de seguidores en sus perfiles. Aun cuando viven su niñez y en su pre adolescencia ya hay destacados “influencers”.

Expertos coinciden en que, si bien las nuevas formas de comunicación son positivas también hay peligros que pueden afectar las emociones y personalidad para las niñas y niños protagonistas en el ciberespacio.

La televisión, especialmente en las décadas de los 80 y 90, consagró la figura de niñas y niños, en Colombia en diferentes series y novelas.

Con el auge de las nuevas formas de comunicación en las redes sociales, los menores de edad están ocupando espacios con un importante crecimiento en seguidores.

Encuentre aquí: Las aplicaciones móviles más útiles por los adultos mayores

Una granja en TikTok

Carlos Alberto Díaz Colmenares, tiene 14 años. Su perfil @lagranjadelborrego, en TikTok supera los dos millones de seguidores y en Instagram 415 mil.

También es youtuber y difunde temas relacionados con el campo y las actividades agrícolas.

Recuerda que “de un momento a otro empezó a dispararse (el número de seguidores) y a la gente empezó a gustarle más y más; si sabíamos que en algún momento nos iba a ir bien pero no pensamos que iba a ser tan pronto esa aceptación de las personas de este contenido”.

El medioambiente como una causa

El activismo ambiental a temprana edad, también tiene seguidores. Francisco Javier Vera Manzanares, tiene 12 años y desde hace dos, empezó a publicar contenido a través de redes sociales.

En Facebook, 480 mil personas lo siguen y en Twitter su perfil @franciscoactiv2 ya supera los 80 mil seguidores.

Puede leer: Regreso a presencialidad en colegios se mantiene pese a aumento de casos de covid-19

Publica contenido relacionado con el medio ambiente y asegura que sus redes sociales están reguladas por sus padres.

Aunque la mayoría de respuestas a las publicaciones son positivas y exaltan la labor de estos ‘influencers’, también hay contenidos y comentarios negativos.

Miguel Manzanares, abuelo de Francisco Vera, asegura que siempre hay un acompañamiento en la actividad de su nieto y no creen que deba ser catalogado como influencer.

“Aquí en Colombia, más que en cualquier parte del mundo, te van a criticar al desayuno, al almuerzo y a la comida, y eso es normal, solamente es que se haga con respeto”, señala.

Audio

[AUDIO] Niñas y niños influenciadores.

0:27 5:25

Juan David Díaz, a quien el propio Carlos Alberto, protagonista de @LaGranjadelBorrego define como su “hermanager”, dice que las críticas se reciben sin que afecten su labor.

Asegura que su hermano menor “tiene clarísimo que él ahora está haciendo muchos videos y lo están empezando a conocer y eso lo está aprovechando al máximo para poder comunicar a todas las personas cosas buenas”.

¿Cuál puede ser el riesgo al enfrentarse desde temprana edad a las redes sociales?

Andrés Barreto, director del programa de psicología de la Universidad San Martín, dice que “uno de los riesgos es que yo tengo que manejar una imagen que no siempre es necesariamente lo que yo soy”

La psicóloga Paola Torres, de la Organización Helpfi, asegura que la búsqueda de la aceptación también puede generar consecuencias como “una ansiedad tan grande por el deseo de encajar y por esa necesidad de aceptación social que puede convertirlos en seres que no son auténticos en personas que están publicando en función de satisfacer al público que los sigue”.

Le puede interesar: Personas LGBT en el conflicto, una búsqueda con diversidad de género para quienes hacen falta

Expertos como la psicóloga Karen Rodríguez, han identificado que, en algunos casos, “se vuelve más apetecible la aprobación que recibe de las redes sociales que la misma realidad que viven directamente con sus familias”.

Para quienes han estudiado los efectos de las redes sociales en los niños, señalan que ser lo más natural y auténtico posible, alejarse de lo que indica que lo material es sinónimo de felicidad y acercarse a temas de transformación o crecimiento personal, son claves para evitar afectaciones emocionales irreversibles.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.