Cargando contenido

En Bogotá hay rutas de atención que se activan al presentarse este tipo de casos.

Dentro de colegios, estudiantes resultan amenazados por otros.
Dentro de colegios, estudiantes resultan amenazados por otros.
Colprensa

Se siguen conociendo casos de intimidaciones dentro de los colegios de Bogotá. El más reciente se le presentó a un joven, quien resultó amenazado con una navaja en el cuello mientras se encontraba en el baño de la institución. Su padre narró la situación:

“El niño entró al baño, lo cogieron, le pusieron una navaja en el cuello y le dijeron que pasara el celular. Y como mi hijo no carga celular, sencillamente miraron la maleta, no encontraron nada que llevarse y no pasó nada, pero es complicado todo esto”.

Le puede interesar: Casos de matoneo en colegios de Bogotá aumentaron

Al preguntarle sobre los responsables del ataque, recalcó que “otros compañeros de la misma institución…a él lo atacaron dentro del baño del colegio”.

Este padre de familia narró, además, que tras ser puesta la queja ante los directivos del colegio, las intimidaciones se incrementaron: “Más se demoró el niño en hablar con el rector y el coordinador que ellos en cogerlo en el patio del colegio".

Audio

[AUDIO] No cesan intimidaciones a estudiantes dentro de los colegios

0:27 5:25

El padre de familia aseguró que "le dijeron ‘siga de sapo y verá lo que le va a pasar’. Al niño tocó mudarlo del colegio porque no hubo cómo generarle una medida de protección ni siquiera dentro de la institución, entonces es bastante delicado el tema”.

También puede leer: Colombia, uno de los países de A. Latina con más matoneo escolar

Este no es el único caso. Los abuelos de otro estudiante comentaron lo que les dice su nieto al llegar de clases: “El niño principalmente dice que cuando van a entrar a los baños en la hora del descanso, no pueden porque el olor es terrible”.

Se refiere a los olores producidos por el consumo de sustancias alucinógenas: “Meten yerba. Marihuana y vicio. Es lo que pasa allá. Pero entonces creo que a ellos los tienen amenazaditos de que no van a decir nada”.

Para atender este tipo de situaciones, la secretaría de Educación de Bogotá tiene establecidos ciertos protocolos que activan para abordar estos casos.

Isabel Fernández, directora de Participación, explicó que la ciudad Bogotá cuenta con 18 protocolos de atención para resolver "las situaciones de conflicto, de agresión, de consumo de sustancias psicoactivas, conductas suicidas, de embarazos adolescentes y, al conocerlos, se activan las entidades competentes en cada caso".

"Por ejemplo, en presuntos casos de consumo de sustancias psicoactivas la entidad competente es la secretaría de Salud; en temas de agresión escolar, violencia que pueda conducir a la vulneración de un derecho, se activan según el caso el ICBF y Policía de Infancia y Adolescencia", explicó.

¿Qué debe hacer un padre familia?

La funcionaria señalo que cuando se presenten este tipo de situaciones, un padre de familia o un adulto responsable de los menores deben “informar de esta situación al colegio, al rector, al orientador, al coordinador (y) al profesor, para que el colegio reporte esto en el sistema de alertas y de ahí se activen todos los protocolos de atención que están construidos para garantizar los derechos de nuestros niños”.

Asistir a clases y salir ileso para algunos se ha convertido en un reto.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido