Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Virtualidad en la educación
Suministrada por Caterine Nieto, madre de la menor

De acuerdo con la codirectora del laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana, Luz Karime Abadía, regresar a las clases virtuales constituye un retroceso cuyos efectos pueden ser irreparables. 

“El cierre de los colegios oficiales que para la gran mayoría ha sido de un año escolar completo, tendrá efectos irreparables en términos del deterioro de la salud mental, rezagos en aprendizajes, riesgos de incrementos en deserción escolar, embarazo adolescente, reclutamiento forzoso, violencia intrafamiliar en contra de los niños, consumo de sustancias psicoactivas, trabajo infantil, entre muchos otros, que aún no han sido documentados”, indicó. 

Le puede interesar: ¿Cómo se vive el pico de la pandemia desde el interior de una UCI?

A esto se suma que, según informes del laboratorio que la experta dirige, el 55.18% de los estudiantes de colegios oficiales del país no cuenta con internet o computadores en casas, y de esto sabe bien, Ana Milena Tibaja, profesora en un colegio ubicado en el corregimiento San Sebastián de Palmitas de Medellín.  

Audio

Nuevamente a la virtualidad: ¿Qué dicen expertos y profesores?

0:27 5:25

“Mi experiencia al regresar a las clases virtuales ha sido un poco angustiante, y es que los chicos presentan dificultades con la conectividad. Hay quienes no tienen celulares, o el celular es del papá o la mamá, y resulta que los padres trabajan todo el día, entonces el joven no se puede conectar por esto, o puede que no tenga datos, o wi-fi. Así que todo ha sido muy preocupante porque sólo se conectan algunos, pero, ¿qué pasa con la otra parte? Por ese lado es angustiante porque no tienen esos recursos”, explicó.  

La directora del Centro Infantil Espíritu Santo de Bogotá, Marcela Peñalosa, se refirió al significado de las clases virtuales para los estudiantes de primera infancia.  

“A los niños de primera infancia no les gusta la virtualidad porque el niño en esa etapa de su vida necesita la lúdica, la experiencia, la vivencia, y la virtualidad no se puede manejar de esa forma. Un niño a través de una pantalla no va a tener la misma experiencia que si estuviera presencialmente en el jardín”, precisó.   

Relató también los inconvenientes que suelen surgir en las familias debido a la virtualidad en la educación:  

“Realmente los papitos no quieren virtualidad, no les llama la atención; algunos porque no quieren, otros porque son conscientes que para los chiquitos no es adecuado, están también quienes no tienen tiempo porque están en sus trabajos virtuales; otros porque deben ir a sus trabajos, y pues los que terminan pagando las consecuencias son nuestros niños y niñas”, manifestó. 

Agregó que “entonces los papitos empiezan a buscar quien cuida al niño, quien lo atiende, ¿será la vecina, será un primo, será la casa de cuidado que no está adecuada? entonces no es justo para los niños”.  

Tras una encuesta realizada el año anterior, los profesores de colegios oficiales indicaron que el 40% de los estudiantes dejó de asistir a las clases virtuales, y el 60% no realizaba las actividades correspondientes a las guías físicas, cartillas, o tareas en general.  

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.