Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Imagen de referencia.
AFP.

En Colombia son más de 3.474.000 las personas con discapacidad, entre ellas niños, adolescentes y adultos que requieren atención permanente. Y es que el aislamiento que generó la pandemia del coronavirus ha aumentado la exclusión de esta población.

RCN Radio dialogó con Olga Lucia Lacouture, una de las madres y promotoras de la iniciativa que busca que las personas con discapacidades físicas, cognitivas e intelectuales, sean priorizadas para recibir la vacuna contra el coronavirus.

“Queremos llamar la atención del Gobierno Nacional a que priorice a la población con discapacidad. Son personas con discapacidades físicas, intelectuales, psicosociales o múltiples, que han estado muy mal en esta pandemia”, dijo Lacouture.

Lea además: Gobierno entregó informe a la CPI sobre graves violaciones de Derechos Humanos en Colombia

La iniciativa cuenta con las firmas de 5.044 padres de personas con discapacidad, que requieren que en Colombia se garantice que esta población reciba la vacuna contra el Covid -19, de manera prioritaria.

En una carta enviada al ministro de Salud, Fernando Ruíz, expresaron la importancia de garantizar que personas mayores de 18 años, reciban las dosis de los biológicos.

Advierten que la combinación de discapacidad con problemas médicos, puede ser un factor de riesgo con referencia al coronavirus.

“No entendemos cómo la población con discapacidad no ha sido tenida en cuenta en los criterios de priorización para la vacunación en Colombia. Entendemos perfectamente que la discapacidad por sí misma no represente una vulnerabilidad especial ante el covid-19, pero la dupla de discapacidad y problemas médicos y/o cognitivos subyacentes sí. Esta población está en riesgo grave de exposición al covid independiente de su edad”, expresaron en la carta.

En ese sentido, agregaron que, “en el caso de los niños con Síndrome de Down donde el 60% presentan cardiopatías congénitas y/o hipertensión pulmonar, además de presentar un sistema inmunológico debilitado, o quienes tienen parálisis infantil que presentan distrofias musculares, lesiones de médula espinal, o el caso de la población con Síndrome Rett, que presentan en su mayoría problemas neurológicos que afectan el sistema respiratorio, cardíacos, digestivos entre otros, sin olvidar a quienes tienen trastornos neurológicos que los dejan indefensos ante el Covid-19”.

Entre tanto, Olga Lucia Lacouture, señaló que implementar las medidas de bioseguridad como el uso del tapabocas, ha sido complicado.

“Yo soy la mamá de una hija con discapacidad intelectual porque tiene Síndrome de Down y autismo, ella no se pone el tapabocas porque no entiende el concepto del coronavirus, porque se ahoga cuando se lo pone”, dijo.

Agregó también que, “los invitamos a que se pongan en el lugar de la población con discapacidad, aquel que no puede ver y tiene que estar conectado a un computador, aquel que no puede oír, hablar o que no entiende que tiene que usar un tapabocas”.

Olga Lucía les pidió a los colombianos ponerse en los zapatos de quienes tienen alguna discapacidad y que desde hace más de un año, han tenido que quedarse dentro de sus casas aislados sin comprender el riesgo de la pandemia del coronavius.

“Imagínese usted que tiene 9 o 15 años, que no entiende muy bien el concepto de un virus y de un momento para otro, le dicen que ya no puede salir, ya no puede abrazarse con nadie, eso ya es bastante difícil”, sostuvo.  

Dijo que la indiferencia o exclusión genera aún más frustración en los padres y en los niños y adultos. Desde que inició la pandemia, muchos de los padres de personas con discapacidad, tuvieron que concentrarse en sus cuidados y esto afectó económicamente a esas familias, por lo que al no ser priorizados dentro de la vacunación contra el coronavirus, se sintieron aislados.

“Debemos pensar en una persona o un niño con una discapacidad visual en medio de la virtualidad o aquel que no puede oír o no entiende bien”, afirmó.

Vea también: Gobierno espera vacunar ocho millones de colombianos antes de finalizar mayo

Según Marisol Moreno Angarita, docente de la facultad de Medicina de la Universidad Nacional, el tapabocas aisló a las personas sordas.

“Cuando deben usar la mascarilla impide la comunicación con otras personas porque la lengua de señas se da en el marco de la cara y de la parte superior del cuerpo, donde se mueven las manos alrededor para marcar las distintas señas, entonces una persona al ponerse el tapabocas queda completamente incomunicada”, indicó.

Sostuvo además que la pandemia incrementó la exclusión de las personas con discapacidad que tuvieron que permanecer desde marzo de 2020, en confinamiento dentro de sus casas pero sin comprender porque salir a la calle representaba un riesgo para su salud.

“Desde antes de la pandemia, las personas con discapacidad experimentaban aislamiento, soledad, pero ahora con la pandemia todo esto se ha exacerbado y la experiencia que tienen los cuidadores, las personas con discapacidad niños, jóvenes, adultos y adultos mayores es todavía más y más compleja y cruel, por todas las circunstancias derivadas del confinamiento y el aislamiento.

En la carta dirigida al ministro de Salud le pidieron que se atienda la solicitud que 5.044 padres de personas con discapacidad en Colombia, han hecho para que se priorice la vacunación contra el covid -19.

“Hoy acudimos a ustedes en su calidad de interlocutores de primer nivel, con el comité de expertos en vacunas del Ministerio de Salud, para que en Colombia las personas mayores de 18 años con discapacidad sean priorizadas de inmediato en el plan de vacunación en curso. Los padres de familia que han padecido la dureza de la pandemia en otros frentes, como el laboral, económico y social, suman a sus cargas la de tener que atender en casa, todas la ansiedad, soledad, angustia y desespero que el encierro genera en la mayoría de estas personas”, concluyeron los padres en el documento.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.