Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Protestas en Colombia
Protestas en Colombia
Colprensa

Primero de mayo. Facatativá, Cundinamarca. Una de la tarde. Reinaldo de 27 años estaba en el sector de Cartagenita. Había manifestaciones.  

“Ese día yo tenía miedo de que me agarraran a piedra. Ellos me tumbaron, me golpearon, me encendieron a pata; fue un momento muy duro porque yo dije ‘aquí me van a matar’”, relató.  

Cuatro de mayo. Bogotá. Ocho de la noche, aproximadamente. La ciudad estaba en el desarrollo de las manifestaciones. Mónica de 29 años se encontraba en la localidad de Usme.  

Le puede interesar: 'Vidas Robadas', la exposición fotográfica en homenaje a fallecidos durante las protestas

Estas personas se vinieron hacia nosotros; nos hicieron caer, y cuando yo estaba en el piso me golpearon, me pegaron con patadas, con piedras, y con palos. Yo me intentaba levantar y no podía. Un compañero me agarró de la chaqueta y me sacó de ahí. Yo digo que él fue mi ángel porque me salvó la vida”, comentó la mujer.  

Tanto Reinaldo como Mónica, recibieron apoyo de otros ciudadanos para que no fueran golpeados.  

“La gente alcanzó a apoyarme, muchos pedían que me soltaran”, recordó Reinaldo.  

Audio

[AUDIO] Paro Nacional: Las agresiones presentadas en el desarrollo de las protestas

0:27 5:25

“Nosotros corrimos hacia la avenida Boyacá, y aparecieron dos ciudadanos, en motos, otros dos ángeles, y nos dijeron ‘súbanse que los vamos a auxiliar’, nos subimos y en el camino encontramos a otros compañeros”, manifestó Mónica.

Lea también: ¿Cómo se vive el pico de la pandemia desde el interior de una UCI? 

Por los golpes recibidos a Reinaldo le dieron 10 de incapacidad, y a Mónica,19 días.

“Duré casi una semana tirado en una cama porque no me podía parar. Ahora me toca hacerme un examen en la cabeza porque me pegaron una patada en la parte izquierda, por los lados de la oreja, y me duele mucho”, dijo Reinaldo.  

En el centro médico me diagnosticaron contusión en varias partes de mi cuerpo, y especialmente en el pie derecho que fue el que más resultó lastimado. Desde ese momento he recibido apoyo médico tanto físico como psicológico”, indicó Mónica. 

Reinaldo quien se dedica a labores del campo, y quien el día de los hechos ejercía su derecho a la protesta, denunció que los golpes recibidos fueron por parte de miembros de la fuerza pública.  

Mónica, quien es Policía, denunció que los golpes recibidos fueron por parte de civiles en el desarrollo de las protestas. Ella es una de las uniformadas que esa misma noche logró escapar del CAI La Aurora el cual intentaron incinerar estando adentro un grupo de policías.  

De acuerdo con el más reciente reporte de la ONG Temblores desde el pasado 28 de abril se han reportado unos 3.700 casos de violencia por parte de la fuerza pública. Mientras que el Ministerio de Defensa, reporta que 1.214 uniformados han resultado lesionados. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.