Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mascota atendida por veterinario (Imagen referencial)
Mascota atendida por veterinario (Imagen referencial)
Ingimage

El medicamento Propofol, un anestésico ampliamente utilizado tanto en la medicina humana como en la veterinaria, está escaseando en el país para uso en animales.

Varios procedimientos en donde se requiere la sedación de los pacientes, especialmente perros y gatos, se pueden ver afectados, advierten veterinarios.

En los quirófanos de clínicas veterinarias se nota cada vez menos existencias de uno de los medicamentos más usados en los procedimientos con los animales.

De interésEl ICA alerta por uso de medicamentos veterinarios para tratar el coronavirus

Victor Acero Plazas, directivo de la Asociación Nacional de Médicos Veterinarios de Colombia, confirma que “evidentemente hay una escasez de medicamentos que se utilizan en medicina humana y veterinaria, como el Propofol y algunos sedantes y anestésicos que se usan en su mayoría en procedimientos de sedación y de manejo de algunos pacientes”.

La pandemia ha ocasionado que los anestésicos se usen con prioridad en las unidades de cuidado intensivo para pacientes covid. 

Este hecho, advierte Gloria Alcázar Cano, médico veterinario, especialista en Gerencia de Mercadeo y con una experiencia de 15 años en el área farmacéutica, ya ha generado una afectación para la atención especialmente de las mascotas.

“Los pocos inventarios pueden estar en este momento concentrados en los pacientes humanos en el caso de la atención en UCI y desafortunadamente esto nos ha dejado sin abastecimiento”.

La escasez del anestésico para los animales puede representar consecuencias directamente para la realización de varios procedimientos veterinarios, entre los que está la esterilización.

Audio

[AUDIO] Escasez de medicamentos veterinarios por la pandemia de covid-19

0:27 5:25

Otra consecuencia directa tiene que ver con los precios de los medicamentos usados por los veterinarios. Hasta finales del año pasado una ampolla de Propofol podía tener un costo de 8.000 pesos. Actualmente, si se consigue, el precio ronda los 25.000 pesos.

Le puede interesarVeterinarios difamados, otra tendencia de las redes sociales

Antes el panorama de escasez, el gremio de los veterinarios ha organizado un plan B para buscar el Propofol en otros países.

“Tratar de hacer una importación rápida para cubrir en parte el desabastecimiento del Propofol. No ha sido fácil, hemos estado a nivel del comercio internacional tocando puertas en otros países”, agrega Alcázar.

En la medida en que se mantenga una demanda de las unidades de cuidado intensivo para los pacientes infectados con el coronavirus, también hay una consecuencia directa en los quirófanos veterinarios y para las mascotas que requieran medicamentos anestésicos.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.