Cargando contenido

Solo en Bogotá, la oferta de vivienda empieza por áreas de 17 metros cuadrados.

Estos incumplimientos se dieron en tres departamentos.
Imagen de referencia

La oferta no solo se circunscribe a hogares de Vivienda de Interés Social o Prioritario, sino que también se ha convertido en una opción para estratos altos.

Solo hace falta revisar la oferta vigente en algunas publicaciones para encontrar que se venden apartamentos cuya área privada está en 28 metros, por 105 millones de pesos, en estrato 2; 24 metros cuadrados en Tunja u otros como estos, en el centro de Bogotá.

“El apartamento que tenemos disponible es el tipo A de 3.42 metros cuadrados y el otro es el apartaestudio de 26 metros cuadrados. Se entregan semiacabados, totalmente estucados y las paredes en blanco, el piso si se entrega en ‘gris’  (cemento)”, explica una vendedora de un proyecto en la capital del país.

Sergio Olarte, economista principal y analista Scotiabank Colpatria, aseguró que se trata de un fenómeno global que obedece a varios factores, el primero de los cuales es el dinero que las personas pueden y estarían dispuestas a invertir en vivienda, pero no sería la única posibilidad.

Le puede interesar¿Por qué Colombia sigue siendo un país de arrendadores de vivienda?

“Lo que está sucediendo es que, por ejemplo en 2005 el número de personas por hogar en Colombia era 3.9, en este momento es 3.1, y en las urbes es incluso menos. Entonces la gente está teniendo menos hijos o inclusive los hogares son unipersonales en muchos casos y necesitan menos espacio”, dijo el especialista.

Audio

[AUDIO] Informe y el análisis: las viviendas para los colombianos, cada vez más pequeñas.

0:27 5:25

Según el Dane, en 2005 la proporción de hogares compuestos por una persona estaba en el 11 %, mientras que en 2018 esta proporción llegó al 18 %. Los hogares de una a dos personas aumentaron, mientras que los de cuatro o cinco bajaron considerablemente. 

A esos hogares más pequeños se suman otra variable: las personas prefieren ubicación a espacio.

Lea tambiénMás colombianos están comprando cada vez más vivienda usada

Llama la atención que algunas áreas menores, de 24 a 35 metros cuadrados, se encuentran en la Vivienda de Interés Social pero el grueso de la oferta de vivienda pequeña está por encima del valor subsidiado.

“Siempre estoy prefiriendo estar cerca de donde me muevo, donde trabajo, donde está mi entorno familiar y eso hace que inclusive en ingresos altos la gente prefiera sacrificar espacio por estar cerca de donde esas personas se mueven, sobre todo en las capitales”, puntualizó Olarte.

Para cumplir con esas necesidades de un mercado, que además incluye muchos jóvenes poco interesados en tener casa propia, las constructoras recurren a compensar la falta de espacio interno con zonas comunes más amplias y diversas.

“Vamos a contar con un edificio comunal de tres niveles, de áreas sociales. Entre ellos vamos a encontrar una cancha sintética, vamos a tener una terraza social, un salón de eventos, un salón social, un star coffee y un gimnasio superdotado”, indicó un promotor de un proyecto que vende apartamentos de 22 metros cuadrados de una alcoba.

De interésMás noticias de vivienda en RCN Radio

Otro fenómeno descrito por el especialista es el paso de viviendas con múltiples hogares de mayor área a viviendas con un solo hogar, de menos metros cuadrados.

En las publicaciones encontramos apartamentos desde 17 metros cuadrados en estrato 4, en el norte de Bogotá (136 millones), el equivalente al espacio que ocupan dos camionetas juntas.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido