Cargando contenido

Expertos responden sobre la gestión del riesgo en Colombia.

 Rosas, Cauca.
Foto de referencia
RCN Radio - Popayán - Carlos Quilindo

Con la llegada de las fuertes lluvias que se prolongarán varias semanas más, según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), la alerta permanece, como todos los años, en aquellas zonas del país más vulnerables y en alto riesgo de que se presenten emergencias, desastres y tragedias con numerosas pérdidas materiales y humanas.

A pesar de que ya existe la ley 1523 de 2012 sobre gestión del riesgo de desastres, estos no paran.

“La ley introdujo un cambio fundamental y es que mueve el eje hacia la gestión del riesgo. Está pensada para intervenir en el riesgo; es decir, antes de que ocurra el desastre. Esto implica que la inversión pública debería incluir el componente de gestión del riesgo”, explicó a RCN Radio Juanita López Peláez, doctora en geografía y conocedora del tema.

Sin embargo, en casi siete años de vigencia de esta ley las tragedias no han parado y, por el contrario, han dejado numerosas pérdidas materiales y en vidas humanas, como ocurrió en Mocoa (Putumayo) y ahora en Rosas (Cauca).

Lea tambiénEscolta herido que salvó vida a Francia Márquez dice que cumplió su misión

Martha Calvache, directora de geoamenazas del Servicio Geológico Colombiano, reveló que el desconocimiento del territorio hace que las personas no identifiquen las condiciones de riesgo con las que viven. Las personas olvidan que hay zonas del país en las que históricamente se han presentado fenómenos naturales.

Audio

[AUDIO] Informe completo ¿Por qué es tan difícil prevenir tragedias o desastres naturales?

0:27 5:25

“La gestión del riesgo es compleja en Colombia porque a las condiciones geográficas se suman las condiciones sociales de las comunidades que en muchas ocasiones se niegan a salir de los lugares en donde viven pues no creen que haya amenazas reales”, afirma la doctora Calvache.

Por su parte Gustavo Wilches Cháux, abogado y profesor de la Universidad Externado de Colombia y quien ha estudiado desde 1983 el desempeño y los resultados de la gestión del riesgo, asegura que la dificultad para prevenir las tragedias en Colombia se debe a la pérdida de memoria colectiva y, también, a un componente relacionado con los problemas generados por la violencia colombiana.

Otros temas de interésPuerto Alvira y el silencio que dejó la muerte

Pero Wilches Cháux considera que, a pesar de todo, hay ejemplos exitosos de reubicación de comunidades en alto riesgo, como lo ocurrido con quienes vivían en el cañón del río Páez.

La complejidad del asunto pasa también por el hecho de que la ley 1523 de gestión del riesgo les dio demasiadas responsabilidades a alcaldes y gobernadores, que no tienen cómo cumplirlas.

“Esta ley y otras regulaciones les dan a los actores locales demasiadas obligaciones que ellos no tienen como cumplir. Ello requeriría del Gobierno más ayuda en temas como generación de conocimiento y de capacidad de gestión de ese riesgo. Los municipios tienen unas capacidades muy limitadas”, puntualiza la geóloga Juanita López Peláez.

Le puede interesarEn un cuento: así hemos contaminado el río Bogotá

En síntesis: el desconocimiento del territorio, las condiciones sociales de las comunidades, la pérdida de la memoria colectiva, los factores relacionados con la violencia colombiana y una ley que otorga demasiadas obligaciones a alcaldes y gobernadores, que no pueden cumplir, son algunas de las razones por las cuales es tan difícil prevenir estas tragedias.

La gestión del riesgo está fallando y toda la atención se está centrando en la atención de la emergencia, lo cual constituye, sin duda uno de los mayores restos en materia de políticas públicas.

Por Juan Manuel Ruiz, María Paula Torres y Javier Jules

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido