Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Primera línea Cali
Primera línea de Cali marcharán el 7 de agosto.
Cortesía de Mayte Misas

Se cumplen seis meses del estallido social del 28 de abril y RCN Radio estuvo visitando el sector que hoy se conoce como Puerto Resistencia en Cali. Allí se habló con algunos de los miembros de la 'Primera Línea', quienes hicieron parte de esas protestas y aseguraron que hoy la lucha continúa, pero ahora desde el escenario electoral y político.

Tras el 28 de abril muchas cosas en Cali han cambiado. El sector que antes de esa fecha se conocía como Puerto Rellena y que hoy es denominado Puerto Resistencia, es un claro ejemplo de ello.

También puede leerLíderes sociales de Tuluá denuncian que el Estado no les brinda garantías de protección

En ese sector de la capital del Valle del Cauca, los jóvenes aseguran a partir de esa fecha su vida cambió. 

"Ese movimiento y de la forma en que se dio, nadie se lo esperaba. Si bien sabíamos que Cali y Colombia están sumidas en una serie de decisiones que perjudican a los menos favorecidos, nuestra generación nunca había visto un movimiento así", dijo Adrián, miembro de la Primera Línea de la capital del Valle del Cauca. 

Ese día inició una jornada de protestas que se prolongó como ninguna otra lo había hecho, y Cali fue en gran medida, uno de los epicentros de lo que se conoció como el paro nacional del 28 A. 

Seis meses después del inicio de esas jornadas, Puerto Rellena, hoy conocido como Puerto Resistencia, regresa poco a poco a la normalidad.

Pero sus habitantes aseguran que ya nada es igual. Así lo explica Heider, miembro de la 'Primera Línea' de Cali y quien indicó que lo del 28 fue un despertar social que sacudió a los jóvenes y les abrió los ojos. 

"Nos tocó poner muertos, aprender a defendernos y a luchar porque como pueblo también tenemos voz y ese día quedó demostrado que los jóvenes también nos interesamos por este país que también es nuestro", aseguró el joven manifestante. 

Para Heider lo hecho por la primer alinea fue clave en todo lo que sucedió desde ese 28 de abril en adelante. Al tiempo, es consiente que la lucha no se puede detener y que ahora el escenario es distinto:  "De lo que pasó esos días en las calles, ahora es oportuno pasar a las acciones basadas, sobre todo, en la pedagogía electoral, de cara a las elecciones del 2022.

Después de seis meses del inicio de la protesta la geografía de este sector de la ciudad, no es igual. Y no solo porque allí se instaló un monumento a este movimiento social, conformado por una mano de unos 10 metros que se aferra a un letrero que dice: "Resistencia".  

Ahora en medio de las viviendas en su mayoría modestas que forman sectores como este o el barrio siloé, los transeúntes pueden encontrarse con las llamadas huertas comunitarias. Uno de los tantos resultados positivos que asegura Daniela García, miembro del colectivo feminista mujeres en Pie de Lucha que hace parte de la Primera línea, les dejó esta movilización.

Los miembros de la primera línea de Cali aseguran que tanto la Policía como la Fiscalía los persiguen, según insisten sin razón ni sustento legal.

De interésCovid y salud mental en Colombia: reportan situación crítica y saturación en atención

Frente a estas denuncias, la directora de Fiscalía del Valle del Cauca aseguró que los procesos que se llevan contra los miembros de la primera línea están avalados por un juez de control de garantías que hizo recepción de las pruebas que destacan cuentan con la validez necesaria y la investigación previa requerida. 

Ante el curso que en ese entonces tomaban las protestas en Cali, el alcalde de esa ciudad Jorge Iván Ospina, realizó algunas propuestas entre las que incluía emplear a los miembros de la primera línea. Hecho que le generó varias críticas.

Pero el asunto fue mucho más allá, al punto que la Procuraduría le abrió una investigación, que busca determinar si existen irregularidades en la contratación de esos jóvenes.

A seis meses del inicio del paro, los miembros de la Primera Línea de Cali aseguraron que no se arrepienten de la pelea que dieron desde el 28 A. 

Al tiempo, insisten en que ahora la protesta también se tiene que trasladar a las urnas y que el inconformismo con el Gobierno actual, también debe ser expresado haciendo uso de su derecho al voto.  

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.