En el país, a pesar de ser una situación de riesgo, no hay una cifra oficial de personas que estén en condición de Prostitución

Prostitución Colprensa
La mujer a manos de las autoridades competentes.
Foto archivo Colprensa

En Colombia, hace un año se intentó adoptar el modelo de Suecia en donde las personas que pagan por sexo son castigadas hasta con prisión; sin embargo no prosperó la iniciativa promovida en el Congreso de la República.

Una iniciativa global advierte que, sin excepciones, toda forma de prostitución implica la trata de personas con fines de explotación sexual y constituye un delito, y las mujeres en esta condición serían sus víctimas. En Colombia los intentos para abolir la prostitución hasta ahora han sido infructuosos.

El debate sobre la abolición de la prostitución, en el cual se entiende a quienes están en esta situación como víctimas de un crimen de explotación está abierto desde hace años.

Cuando se estableció el “Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños”, llamado Protocolo de Palermo, a cada estado se le dio la potestad de tipificar a la prostitución como un fenómeno de trata, como lo explicó Carlos Andrés Pérez Oficial de la ONU contra la Droga y el Delito para Colombia.

“La sanción o no de la prostitución como un delito o como una conducta que tiene algún tipo de reproche, corresponde a cada uno de los estados. Desde Naciones Unidas la posición que tenemos frente a este tema es neutral”, dijo.

El funcionario explicó cómo se entiende desde el estado colombiano la trata de personas.

Dijo Pérez “Hoy Colombia cuenta con la ley 985 del año 2005 donde se establece que trata de personas es todo proceso de captación, traslado, acogida y recepción de personas con fines de explotación y señala siete finalidades de explotación y castiga con penas de prisión de 13 a 23 años a las personas que cometan esta conducta”.

Según Pérez, a las mujeres en situación de prostitución en Colombia se les identifica con un riesgo de trata de personas.

“En Colombia particularmente los escenarios de prostitución son escenarios de riesgo de trata de personas, es decir, toda la situación de captar mujeres de una zona del país u hombres para llevaros a otra zona del país y para someterlos a un escenario de prostitución, pues los deja en una posición de vulnerabilidad”, dijo Pérez.

Sin embargo, la normatividad relacionada con las “zonas de tolerancia” e incluso el Código de Policía apuntan a una tendencia hacia la regulación, más que a la abolición.

Llama la atención que concibiendo la prostitución como una situación de riesgo, en Colombia no exista una caracterización oficial de cuántas mujeres están en dicha condición.

No se sabe cuántas hay, en qué condiciones están y cuáles son sus dinámicas sociales, más allá de algunos acercamientos parciales de ONGs.

Por eso tomamos como referente el caso de Bogotá donde se adelantó una caracterización que está próxima a publicarse y a cuyas cifras iniciales tuvimos acceso por parte de Carlota Almeciga Romero, Directora de Gestión del Conocimiento de la Secretaría de la Mujer.

“Logramos establecer que aproximadamente en Bogotá la población que se ubican en establecimientos en calle, nos da una muestra de 7 mil 94 personas”, dijo.

Enfatizó en que la cifra sigue siendo muy parcial, teniendo en cuenta el alto uso de nuevas tecnologías para las transacciones por sexo. También hay pistas en números concretos sobre la vulnerabilidad de dichas mujeres.

“Más del 60% de ellas no se encuentran afiliadas a un sistema de salud, de ellas, las afiliadas al régimen constitutivo no alcanzan a hacer ni el 33% y el 60% está en el régimen subsidiado”, dijo.

Las cifras servirán en Bogotá para detallar una política pública integral a fin de mejorar sus condiciones de vida.

 

El modelo Sueco

Cuando se reglamentó la ley contra la Prostitución en Suecia, un país con la misma población de Chía, Bogotá y Soacha juntos, las autoridades contabilizaron un promedio de 2.750 prostitutas; hoy, 19 años después de la entrada en vigencia de la ley, esa cifra no llega a un centenar.

“La gran mayoría de personas dedicadas a la prostitución se encontraba en situación de vulnerabilidad, en una situación en donde no tenían opciones; entonces la política no es el castigo sino más bien ofrecer diferentes opciones y vías de encontrar otros oficios”, agregó el embajador Strömberg.

La base del análisis, según Tommy Strömberg embajador de Suecia en Colombia, “más que nada fue una posición de la sociedad y del parlamento, frente a lo que significa una práctica no justa y que no se hace en condiciones de igualdad, por lo que se decide castigar al comprador pero no a la persona que se encuentra en condición de prostitución”.

En Alemania la prostitución es legal

Actualmente no hay registros oficiales sobre cuántas mujeres se dedican a la prostitución en Alemania, pero se estima que sean más de 400.000 mujeres quienes se dedican a esta actividad. En el año 2002 fue aprobada la ley que formaliza la prostitución como cualquier otra profesión en territorio germano.

El modelo de prostitución en Alemania, en contraste con otros de Europa, no ha solucionado los efectos negativos que ha conllevado la legalización de esta actividad, "por ejemplo en Gran Bretaña se ayuda a las mujeres a salir de la prostitución, pero definitivamente el modelo nórdico es la solución para estos casos" Aseguró la psicóloga alemana Ingeborg Kraus, quien actualmente es psicoterapeuta de víctimas de trata y prostitución.

Según Kraus, la ley no ha cumplido con su propósito, "ya que no fue contundente en proteger a las mujeres en la prostitución y en cambio ha favorecido al tráfico de mujeres y la violencia sexual, convirtiendo al país en el 'burdel de Europa".

El estado colombiano afirma que las mujeres en prostitución son altamente vulnerables a la trata, pero no existe una estadística nacional sobre sus condiciones. La pregunta que queda es ¿cómo implementar una política pública sin saber cuántas hay y quiénes son y qué necesitan?

Encuentre más contenidos

Fin del contenido