Cargando contenido

El 91% de las armas que se incautan en el país se consiguieron en el mercado negro. 17 mil personas han sido sancionadas.

Arma de fuego
Pese al hecho violento, la Comuna 15 Guayabal presenta una reducción en el número de homicidios este año.
Foto: Colprensa

Pistolas, revólveres, escopetas y hasta fusiles se pueden conseguir en Colombia de manera legal. Sin embargo, los requisitos y controles para la autorización del porte y la tenencia son estrictos. Antes de ser autorizado para comprar un arma, un colombiano debe pasar por un proceso de 11 puntos, que incluye certificados físicos, mentales y de buena vecindad.

RCN Radio conoció cómo funciona el tema.

En Colombia se fabrican tres tipos de armas: largas, cortas y de defensa personal. Estas son la pistola Córdova, la escopeta Santander (de un tiro), revólver Llama Gabilondo, fusiles Galil Ace 21, 22 y 23, y lanzagranadas de 40 mm y mortero de 60 mm. Estas últimas dos
son de uso privativo de las Fuerzas Militares.

Indumil también vende otras armas importadas, como pistolas calibre 9 mm, 8.80 mm, 7.65 mm y 22 mm, así como subametralladoras de 7.65 mm y 9 mm.

La autorización de ventas de armas, municiones, explosivos y sustancias químicas en Colombia es una tarea del Departamento Control Comercio de Armas (DDCA), perteneciente al Comando General de las Fuerzas Militares. A su cargo también están trámites como la expedición y revalidación de los permisos de porte y tenencia, y la entrega voluntaria de armas.

Por su parte, Indumil se encarga de los procesos iniciales y finales: por un lado, de la fabricación de armas, y por otro, la entrega y los servicios posventa.

A pesar de que Colombia es un país que hasta ahora sale de un conflicto armado, según el estudio de Small Arms Survey; el país aparece en el puesto número 88, calculando que hay 5.9 armas entre cada cien mil habitantes. La lista, elaborada por el Graduate Institute de
Ginebra, es liderada por Estados Unidos,
en donde según el informe, existen 112 entre cada cien habitantes.

A diferencia de constituciones como la de Estados Unidos, en la que la segunda enmienda (introducida en 1791) contempla la tenencia de armas como un derecho y un deber constitucional para la defensa de la seguridad nacional, en Colombia ocurre lo contrario. El artículo 223 de la Constitución Política postula que “sólo el Gobierno puede introducir y fabricar armas, municiones de guerra y explosivos. Nadie podrá poseerlos ni portarlos sin permiso de la autoridad competente”.

Estos son los requisitos para la compra de un arma en Colombia, según pudo conocer RCN Radio:

1. Formulario debidamente diligenciado (foto-firma- huella- Certificado
judicial original).
2. Fotocopia de la cédula de ciudadanía ampliada y legible.
3. Fotocopia certificado judicial de la fecha vigente fotografía.
4. Fotocopia libreta militar de primera clase o de segunda.
5. Curso de manejo de armas para compradores.
6. Carta dirigida al Jefe de Estado Mayor de la Décima Primera Brigada
exponiendo las necesidades para la revalidación de la respectiva
arma.
7. Certificado médico con sello, firma y posfirma legible.
8. Certificado psicológico con firma, post firma y sello.

9. Dos (2)Recomendaciones comerciales o personales donde se incluye
la dirección, teléfono y Fotocopia de la cedula del quien lo recomienda.
10. Certificación de la actividad laboral, cámara de comercio, tarjeta
profesional, carnet ganadero, carnet de jubilación, etc.
11. Certificado de vecindad expedido en inspección de policía.

¿Y qué tan fácil es conseguir un arma ilegal en Bogotá?

RCN Radio habló con un comprador de armas en el mercado negro y aseguró que bastan 600 mil pesos y una tarde para acceder a una pistola o un revólver en Bogotá.

Logramos contactar a Rodrigo, un hombre que ha adquirido tres armas a los largo de los últimos años y le preguntamos qué tan fácil es conseguir un arma de forma ilegal en Bogotá. 

“Un arma se puede conseguir muy fácilmente, se puede conseguir en cuestión de seis horas, ocho horas. Solamente he adquirido pistola y revólver, depende para la ocasión”, dijo.

Añadió que “El revólver es más efectivo porque no tiene el problema de la pistola que se puede encasquillar y puede fallar. Lo que se consigue más fácil es revolver calibre 38, calibre 32 y pistola 9 milímetros”.

Aseguró que el procedimiento que ha utilizado en todas las compras ha sido el mismo. Es recomendado por alguien más, quien hace el puente entre el comprador y el vendedor y es quien garantiza a costa de su propia integridad física, que las contrapartes son “confiables”.

Advirtió que los precios varían dependiendo del tipo de arma que se solicite.

“El revólver 32 o 38 están desde los 600 mil pesos a un millón, en promedio y la pistola 765 puede estar entre el millón 200 mil y millón 500 mil. La pistola 9 milímetros puede llegar a estar en 2 millones de pesos, más o menos”, dijo.

Desde hace varios años se mantiene en Bogotá la prohibición al porte de armas como medida para disminuir los niveles de criminalidad, sin embargo, el hombre contactado enfatiza en que conseguir una pistola o un revólver ilegal, sin preguntas, no resulta en una tarea difícil.

 

El 91% de las armas que se incautan en el país se consiguieron en el mercado negro

Un informe de la Policía Nacional revela que el 91% de las armas que se incautan en el país se consiguieron en el mercado negro. De igual forma reporta que en lo que va corrido del año se han impuesto más de 17.300 comparendos por porte de armas, elementos cortantes, punzantes o semejantes, en áreas comunes o lugares abiertos al público. 

Dicho informe también revela que en la última semana se incautaron 3.900 armas de fuego de las cuales 679 estarían vinculadas en la comisión de delitos, como por ejemplo en algunos de los 963 homicidios que se han presentando en lo corrido del 2018.

Según la Policía el mercado negro surte a ciudades como Medellín, Barranquilla, Cali y Bogotá, donde al día se incautan al menos cinco armas de fuego y decenas de armas blancas.

Al respecto la Secretaría de Seguridad de Bogotá indicó que el comportamiento más sancionado en el Código de Policía es el porte de armas, que evidencia que desde agosto de 2017 hasta enero de 2018 se han impuesto más de 6.000 comparendos. 

Así mismo asegura que tras los operativos en el país, este año se han sancionado 9.313 comportamientos contrarios a la convivencia por reñir, incitar o incurrir en confrontaciones violentas que puedan derivar en agresiones físicas.

Cabe recordar que para controlar el uso ilegal de armas, las autoridades civiles vienen prorrogando la medida de prohibición año a año en todo el país.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido