Cargando contenido

En los países occidentales existe un fuerte debate sobre la suerte de estos niños.

El campamento de AL Hol en Siria refugia 80.000 personas de unas 40 nacionalidades según la Cruz Roja.
El campamento de AL Hol en Siria refugia 80.000 personas de unas 40 nacionalidades según la Cruz Roja.
AFP

Los abuelos de dos niños bloqueados con su madre yihadista francesa en un campamento en Siria presentaron el lunes una demanda contra Francia, en la corte de derechos humanos más importante de Europa, por negarse a permitirles volver a casa, dijeron sus abogados.

Este es el último caso que se presenta contra el gobierno francés por oponerse a devolver al país a los hijos de presuntos yihadistas en Siria o Irak.

El niño de cuatro años y la niña de tres años, quienes nacieron en Siria, se encuentran entre los 500 hijos de ciudadanos franceses que se unieron al llamado "califato" del Estado Islámico, antes de que el último reducto sirio de los yihadistas fuera invadido en marzo de este año.

Francia ha indicado que considerará las solicitudes de repatriación solo caso por caso, lo cual ha enfurecido a muchos defensores de derechos humanos y ONG.

Lea tambiénEmbajador de Guaidó en EE. UU. pide reunión con el Comando Sur

Desde marzo, Francia ha repatriado a solo cinco huérfanos y una niña de tres años cuya madre fue sentenciada a cadena perpetua en Irak.

Los críticos dicen que esta política expone a condiciones inhumanas de vida y riesgos de problemas psicológicos a largo plazo a víctimas inocentes de la guerra, muchas de las cuales sufrieron graves traumas durante los combates y los bombardeos de la coalición.

Los abuelos de los dos niños, cuya madre se había unido a los yihadistas en Siria, presentaron una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo, al este de Francia, dijeron sus abogados a la AFP.

"Al negarse a repatriar a esta madre y a estos dos niños enfermos que están heridos y en un estado de extrema debilidad, Francia los está exponiendo consciente y deliberadamente a tratamientos inhumanos y degradantes", agregaron.

Familias alemanas reclaman repatriación de sus nietos

Una treintena de familiares de combatientes alemanes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) se manifestaron, frente al ministerio de Relaciones Exteriores en Berlín, pidiendo la repatriación de mujeres y niños detenidos en Siria.

También exigieron que el gobierno se ponga en contacto con las fuerzas kurdas en el terreno, que mantienen retenidos a las viudas e hijos de islamistas muertos. 

"Los nietos, ¿Por qué culparlos? ¿De qué son culpables? ¡No entiendo!", declaró Shawani, de 55 años, abuelo de tres niños nacidos en Siria, de entre dos y cuatro años. 

"Quiero que mis nietos abandonen Siria y vengan a Hamburgo, que vivan normalmente, que vayan a la guardería, que estén protegidos, poder abrazarlos, que tengan comida, que sientan la calidez y amarlos", explica a la AFP Intesar Aataba, de 51 años, abuela de dos niños nacidos en Siria. 

Al igual que en otros países occidentales, en Alemania existe un fuerte debate sobre la suerte de estos niños. Las familias luchan por su regreso, haciendo hincapié en que son víctimas de una situación que no eligieron, en tanto las autoridades se muestran cautelosas. 

Según el ministerio del Interior, al menos 59 hijos de combatientes yihadistas alemanes del EI permanecían en Siria a fines de marzo. 

Le puede interesarBuque hospital del Ejército de EE. UU. llegará al Caribe por crisis en Venezuela

Alemania repatrió a varios niños a comienzos de abril, pero sólo desde Irak. El ministro del Interior, Horst Seehofer, afirmó que eran "víctimas". 

Y, si los niños han sido radicalizados, serán puestos bajo la custodia de una agencia especializada, pero "no serán encerrados", aseguró.

Devolver a sus países a niños es "prioridad": Cruz Roja

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) busca que a cientos de niños hijos de combatientes extranjeros del grupo Estado Islámico refugiados en Siria se les permita volver a sus países de origen y posiblemente reunirse con familiares allá, dijo su presidente.

Los niños viven sin sus padres en el campamento AlHol en el noreste de Siria, donde se amontonan entre 80.000 y 100.000 desplazados tras el asalto de las fuerzas lideradas por Estados Unidos contra el último bastión del Estado Islámico.

Entre todas ellas, en un espacio separado, se encuentran alrededor de 10.000 mujeres y niños extranjeros vinculados al EI de 34 países. Los niños menores de 12 años representan dos terceras parte de ese grupo.

"En la categoría de familias extranjeras, nuestra prioridad es tratar de repatriar a niños a su país de origen, donde esperamos que tengan una familia para los que no tiene padres", dijo Peter Maurer, presidente del CICR durante un encuentro con periodistas en Nueva York.

"Nuestra prioridad número uno actualmente es identificar a los niños no acompañados para decir a los gobiernos que hemos encontrado niños sin padres y para ver si en algún lugar entre China y Argentina, habría una familia a la que puedan ser entregados ", añadió.

La segunda prioridad, "es ver si las mujeres con niños quieren regresar" a su país de origen, indicó el responsable de la CICR.

Interrogado sobre el número de niños no acompañados de padres, respondió que es muy difícil decirlo: "Ciertamente cientos, pueden ser más".

Fuente

Sistema Integrado de Información, con AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido