Cargando contenido

Entre las dudas en torno al proyecto y la forma de contratación aparece EPM como contratista, pero también como accionista de Hidroituango.

Vertedero Hidroituango
Vertedero Hidroituango
RCN Radio

Los recientes anuncios de la Fiscalía, en los que se asegura que el contrato para el proyecto de la hidroeléctrica de Hidroituango se le asignó a dedo a Empresas Públicas de Medellín (EPM), vuelven a poner sobre la mesa la forma en que se llevó a cabo el proyecto y la contratación del mismo.  

¿Cuál es la historia de Hidroituango?

El comienzo del megaproyecto se dio en 1998, cuando se constituyó la empresa Sociedad Promotora de la Hidroeléctrica Pescadero Ituango, buscando el diseño, construcción y explotación de la Central Hidroeléctrica de Pescadero – Ituango.  

De interésAnuncian primera imputación de cargos por presunta corrupción en Hidroituango

Luego, en 2010, se conoce que hay siete empresas preseleccionadas para llevarse el contrato de construcción, operación y mantenimiento de la hidroeléctrica que son: Consorcio Kepco, Electrobrás, Odebrecht, Constructora Andrade Gutiérrez, China Three Gorges Corporation, Construções e Comércio Camargo Corrêa y EPM. 

Sin embargo, como lo mencionó Héctor Pinilla, vocero de la Fiscalía en diálogo con RCN Radio, EPM, una de las empresas dentro del proceso de licitación tenía información privilegiada, pues poseía más del 40% de participación accionaria en la sociedad en su momento.

¿Cómo es la composición accionaria hoy de Hidroituango?  

De acuerdo con datos oficiales de Hidroituango y EPM, las acciones se dividen mayoritariamente entre el IDEA y EPM, mientras que la Nación tiene una participación minoritaria en el proyecto. 

  • Instituto para el Desarrollo de Antioquia (IDEA)  50,741261% 
  • Empresas Públicas de Medellín E.S.P.  46,331992% 
  • Departamento de Antioquia 2,145808% 
  • Central Hidroeléctrica de Caldas S.A. E.S.P. (CHEC)  0,142780% 
  • La Nación 0,077244% 
  • Financiera Energética Nacional S.A. (FEN)  0,035920% 
  • Accionistas Minoritarios  0,524995% 

Lea tambiénContraloría audita más de 200 contratos de Hidroituango

¿Quién es el responsable de la construcción de la obra?

Se ha conocido por parte de la Fiscalía que en marzo de 2010, la junta directiva de Hidroituango decidió suspender el proceso de subasta y, en noviembre del mismo año, se le informó a los seis consorcios diferentes a EPM (Consorcio Kepco, Electrobrás, Odebrecht, Constructora Andrade Gutiérrez, China Three Gorges Corporation, Construções e Comércio Camargo Corrêa) que se cerraba el proceso de subasta

Esto fue el resultado de una negociación directa entre Hidroituango y EPM, que finalmente terminó con la creación de una filial de EPM llamada EPM Ituango, la cual sería la encargada de llevar a cabo el proyecto.  

La composición accionaria de esta sociedad nueva se dividió entre EPM, CHEC y accionistas minoritarios (99.41% para EPM, 0.14% para CHEC y un 0.45% para los accionistas minoritarios, públicos y privados). 

En este sentido, se celebró un contrato entre Hidroituango y EPM Ituango que se denominó  contrato BOOMT: significó un contrato bajo el esquema build, own, operate, maintain and transfer, lo que significaba que EPM Ituango sería el encargado de construir, poseer, operar, mantener y, después de 50 años, transferir el proyecto a Hidroituango.

Sin embargo, el 11 de enero de 2013  “tras anotar que el Gobierno Nacional emitió en julio de 2012 concepto No Favorable al Plan Maestro de Desarrollo General del Proyecto, requisito indispensable para la obtención de la Zona Franca Permanente Especial”, se decidió que se disolviera EPM Ituango y el contrato fuera cedido a EPM directamente. 

De acuerdo con un documento enviado a la Superfinanciera por parte de EPM, se expone que se decidió hacer esta cesión de contrato “ante la ausencia de los beneficios tributarios que representaría la Zona Franca”.  

Además, se destaca que “EPM tiene celebrado un contrato de estabilidad jurídica que le permite obtener beneficios fiscales por las inversiones en activos fijos productores de renta, siempre y cuando las inversiones sean realizadas directamente por ella”.   

Por otro lado, el IDEA firmó contrato de usufructo con derechos políticos limitados, a favor de EPM, sobre las acciones que tenía en la sociedad Hidroituango, días anteriores a la disolución de EPM Ituango.

Además de esto, EPM pagó a los accionistas, y se comprometió a pagar 100 millones de dólares adicionales para las poblaciones cercanas del proyecto: Briceño, Buriticá, Ituango, Liborina, Péque, Olaya, Sabanalarga, San Andrés de Cuerquia, Santa Fe de Antioquia, Toledo, Valdivia y Yarumal.  

De esta manera, el contrato fue cedido totalmente a EPM, que se comprometió a "efectuar las inversiones que sean necesarias o apropiadas para la construcción y montaje y para la operación y mantenimiento de la Hidroeléctrica y cada parte de la misma, bien sea con recursos propios o a través de la financiación de la misma por terceros".

Por su parte, Hidroituango acordó "verificar: avance general del Proyecto, cronograma y cumplimiento de hitos, presupuesto y costos, plan de contratación, avance de la gestión ambiental y gestión predial, aplicación de las buenas prácticas de ingeniería, estados financieros del Proyecto e información sobre la operación y mantenimiento de la central. Recibir la Remuneración en los términos y condiciones previstos en el Contrato".

¿Cómo se llegó al acuerdo contractual con la Nación? ¿Qué beneficios adquirió la Nación por este contrato?

Según una respuesta oficial de EPM "en el contrato entre HIDROITUANGO S.A. E.S.P. y EE.PP.M. E.S.P. las partes acordaron que la explotación comercial de la central está a cargo de EE.PP.M. E.S.P., la Nación, lo mismo que cualquier otro accionista de la sociedad HIDROITUANGO S.A. E.S.P. recibirá dividendos, acorde a su participación accionaria, cuando dicha sociedad haya decretado el reparto de utilidades".

En otras palabras, la Nación recibirá los dividendos equivalentes al  0,077244%. 

Le puede interesar: Contraloría alertó aumento en tarifas de energía por retrasos en Hidroituango

¿En qué van las investigaciones?

Actualmente, una de las líneas de investigación por parte de la Fiscalía es la interrupción del proceso de licitación en 2010. Por esa razón, la Fiscalía pidió audiencia de imputación de cargos contra Luis Guillermo Gómez Atehortua y Luis Javier Vélez Duque, exgerentes de Hidroituango y EPM Ituango, en ese año.  

Además, también se indaga si fue legal o no que EPM fuera contratante y contratista al mismo tiempo. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido