Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Imagen de religiosa - referencial
Imagen de religiosa - referencial.
Ingimage

Después de casi tres meses de ganar una tutela en la Corte Constitucional para usar su celular personal y alimentación especial por sus enfermedades, la religiosa Ana Olga Higuita sigue esperando que las Hermanas Clarisas del Monasterio Santa Clara, del cual hace parte, cumplan la sentencia a su favor.

El fallo, que se emitió el 6 de mayo, ordena al monasterio brindarle una alimentación especial por su enfermedad de diabetes, adelantar diligencias con su EPS para que reciba valoración médica con especialistas y los medicamentos que requiere y entregarle su celular personal para comunicarse con su médico tratante.

Lea también¿Variante Delta del coronavirus ya circula en Bogotá? Esto dicen los epidemiólogos

Según el abogado Carlos Mantilla, quien defiende a la religiosa, ninguna de esas órdenes se ha cumplido, pues dice que “el monasterio Santa Clara no ha realizado ninguna acción para el cumplimiento del fallo”.

Es decir, que “el monasterio se niega a entregar la comida para diabéticos que ella necesita” y tampoco se han realizado los tramites con la EPS para protegerle el derecho a la salud.

“No se le ha asignado por parte de las prestadoras de salud las respectivas visitas para revisar las condiciones de salud (…) la entrega de silla de ruedas que ella debe tener y de otros instrumentos con los que debe contar para su optima movilización”, dijo el abogado.

La hermana Higuita actualmente se encuentra en el monasterio de Cali, pero antes de interponer la tutela permanecía en una clínica psiquiátrica en Bogotá, sin su consentimiento según el Monasterio, por "el voto de obediencia que profesó".

“Desde el año pasado, una vez la Corte anunció la selección de la tutela, el monasterio tomó acción para dar cumplimiento a la decisión inicial que ordenaba su traslado a Cali”, dijo el abogado.

De interésExplotación sexual en el Tolima: la mayoría de las víctimas son indígenas

Mantilla fue enfático al asegurar que la abadesa encargada del monasterio, que según el fallo es la religiosa Alba Nelly Martínez, “le ha manifestado de forma verbal a la hermana (Higuita) que ella no va a cumplir ninguna sentencia porque no le han notificado nada, pese a que nosotros como defensores le enviamos el fallo”.

En RCN Radio intentamos comunicarnos con el monasterio, pero al hacer comunicación una de las religiosas respondió que no iban a dar declaraciones y se refirieron a la hermana Ana Olga Higuita como “una persona enferma que les está haciendo mucho mal”.

El abogado Mantilla señaló que ya evalúan interponer acciones de desacato contra el Monasterio de Cali para hacer cumplir el fallo de la Corte Constitucional a favor de la hermana Higuita.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.