Cargando contenido

En los últimos seis años en Bogotá se han cremado 77 mil cadáveres y despojos humanos en cementerios ubicados en zonas altamente pobladas

Cementerios en Bogotá
Crece la polémica por más de 13 mil restos humanos cremados al año en zonas urbanas de Bogotá.
Foto: Colprensa

En los últimos seis años en Bogotá se han cremado 77 mil cadáveres y despojos humanos en cementerios ubicados en zonas altamente pobladas. Los habitantes denuncian problemas serios de salud, mientras que el Distrito asegura que cumplen con los límites permitidos para contaminación atmosférica.

Cada vez que los habitantes de la Merced ven el humo saliendo por una chimenea del Cementerio del Norte (comúnmente conocido como el de Chapinero) o los de Villa Mayor miran el tufo emanado desde el Cementerio del Sur saben que están quemando restos humanos y respirando muertos. ( 35 en promedio diarios, en ambos cementerios)

El Distrito invirtió mil 600 millones de pesos en la modernización del sistema de cremación, como una solución que los pobladores califican de insuficiente. El subsecretario de Ambiente de Bogotá, Óscar López aseguró que hoy la contaminación está por debajo de los límites permitidos.

Dijo que “la modernización y el cambio de equipos y los ajustes en la operación de los mismos. Estas dos cosas combinadas permiten que la emisión que se está generando esté por debajo de lo establecido en la resolución 909 de 2008 que es la norma ambiental a nivel nacional

“Al cumplirse eso la Secretaría Distrital de ambiente revisa los temas de altura de chimenea, la dispersión, el cumplimiento normativo y emite los permisos respectivos”, dijo el funcionario.

Sin embargo, el concejal Jairo Cardozo, quien lidera la propuesta de sacar los hornos de la ciudad denunció que los crematorios nuevos contaminan más que los viejos.

“Según resultados de las pruebas isocinéticas, elaboradas por la Secretaría de Ambiente, encontramos que en el cementerio de ‘Chapinero’ la emisión de partículas suspendidas para el año 2017 se incrementó en 46.9%, el monóxido de carbono (CO) en 204.7% y en el Cementerio del Sur la emisión de partículas suspendidas se incrementó en un 52.6% mientras que el CO se aumentó en un 408.3%”, dijo.

La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, UAESP, es la encargada de la administración de los cementerios.  Angie Hernández, subdirectora de servicios funerarios, aseguró que menos del 1% de los cadáveres y restos humanos producen humo y reiteró que cumplen con la norma.

“Por ejemplo de las 14 mil cremaciones que se efectúan anualmente menos del 1% generan humo”, dijo la funcionaria, al indicar que dichos incidentes “tiene que ver con un tema de Tanatopraxia”y agregó que “cuando se han generado eventos de humo es porque se ha identificado posteriormente que esos cuerpos, por ejemplo, tienen componentes inflamables como aserrín o diesel”.Cifras todas las anteriores, en las que las comunidades afectadas no creen.

Thumbnail

Según cifras extraídas por el concejal Jairo Cardozo, en 5 años los restos humanos cremados emitieron 116 kilos de mercurio vaporizado, además de otros elementos nocivos como el plomo y el cadmio.

En un debate realizado en el Concejo de Bogotá, la Decana de la Facultad de Ingeniería Ambiental  de la Universidad de la Salle, Rosalina González advirtió que aunque se cumpla con la normatividad esto no quiere decir que las emisiones sean inofensivas.
 
“Sé que hay un cumplimiento normativo eso lo tenemos claro, pero desde nuestra posición podemos darles a ustedes un balance global, un balance integral de lo que significa una afectación completa …. “que efectivamente muestren si esos valores que cumplen norma, causan o no daños. Lo digo porque personalmente he hecho estudios donde cumpliendo con la norma daño y mato una cantidad de animales en experimentación”.
 
Los efectos para la salud humana no se han actualizado con un Estudio Epidemiológico en el cementerio del Norte y no existen en el Cementerio del Sur, según los denunciantes.
 

A estos cementerios los alcanzó la ciudad. Cuando fueron construidos no había tal concentración de población pero hoy hay en sus cercanías barrios como La Paz, San Fernando, La Merced yLos Alcázares en el norte y Villa Mayor, Eduardo Frey y Bravo Páez en el sur que hacen parte de la zona de influencia. Más de 160 mil personas respirando diariamente esta polémica.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido