Cargando contenido

El bajo Cauca antioqueño es considerado como zona roja debido a la presencia de grupos armados ilegales y economías ilegales.

Erradicadores de cultivos ilegales
Erradicadores de cultivos ilegales.
RCN Radio

Mientras Jorge Eliécer cortaba matas de coca en Tarazá, bajo Cauca antioqueño, a pocos kilómetros de allí, en Puerto Valdivia, se presentaban fuertes combates entre el Ejército Nacional y miembros del Clan del Golfo y el ELN.

Dichos combates, que dejaron un soldado muerto, hacen parte del panorama de violencia constante al que se enfrenta Jorge Eliecer todos los días en su labor de erradicador. Incluso al escuchar los disparos, asegura que eso ya le ha tocado a él

“Yo he visto a varios compañeros caer en minas o recibir disparos. Cuando se presentan hechos de violencia nosotros nos botamos al suelo y buscamos un lugar seguro mientras todo pasa”, cuenta.

Le puede interesarLa polémica foto de Juan Guiadó que le recrimina Diosdado Cabello

Tiene 48 años, es del Quindío y no tiene hijos. Asegura que es una persona sola que disfruta de la soledad, aunque al mirarlo a la cara se le nota el cansancio, ademas porque está próximo a cumplir los dos meses de trabajo continuo en esa zona del bajo Cauca.

Erradicador
rcn radio

En su labor de erradicador, Jorge Eliecer se enfrenta a jornadas de hasta doce horas con temperaturas de más de 30 grados. Tiene que internarse en el monte durante dos meses, para luego salir a descansar quince días.

Tiene cayos en las manos de arrancar y arrancar las matas de coca. Incluso, cuenta que puede quitar más 50 al día, solo con la ayuda de un machete y su propia fuerza.

“Agarro la mata y con otro compañero hacemos la fuerza para sacarla. Al día podemos erradicar hasta una hectárea. Es duro el trabajo pero es lo único que medio lo ayuda a uno a salir adelante”, relata.

Lea también: 'Los Rastrojos' habrían ayudado a Juan Guaidó a movilizarse por la frontera

Aunque se gana millón ochocientos mil pesos, dice que no le alcanza la plata para vivir como quisiera. Según Jorge Eliecer, su realidad no está muy alejada a la de los cultivadores quienes también lo hacen para sobrevivir. 

“La droga es un mal para toda la humanidad y en especial para los jóvenes. Hay que ser conscientes de que muchos que cultivan la coca lo hacen para sobrevivir, nosotros la arrancamos para lo mismo”.

Jorge Eliecer hace parte de un grupo de más de 20 erradicadores que están ubicados específicamente en Tarazá. Son civiles que apoyan al Ejército Nacional en la lucha contra los cultivos ilícitos, personas que en zonas rojas tienen que seguir con el objetivo de eliminar las hectáreas ilegales.

En el último combate que tuvo que presenciar, las tropas fueron atacadas con armas de fuego, al parecer por integrantes del grupo armado organizado ELN y Clan del Golfo, que se infiltraron entre la población que protestaba para impedir las labores de erradicación que se realizan en la zona.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido