Cargando contenido

Los nativos del archipiélago aseguran que está dejando de ser un "remanso de paz".

Archipiélago de San Andrés y Providencia
Archipiélago de San Andrés y Providencia.
AFP

Era la primera vez en la historia del archipiélago de San Andrés y Providencia en la que se presenciaba, en vivo y en directo, el asalto a un banco. Eran 2:30 de la tarde en la isla y el clima llegaba a los 32 grados centígrados, cuando empezaron a sonar las sirenas de las patrullas de la Policía buscando a dos delincuentes.

Los individuos, disfrazados de uniformados, ingresaron a robar una entidad bancaria y se llevaron un considerable botín. 

“Hace quince minutos se metieron al banco a robar; la seguridad está muy mal aquí en la isla y lo peor es que no se ve la Policía en ninguna parte”, dijo uno de los habitantes de San Andrés, impresionado por la situación que se vive en territorio insular colombiano. 

Según se confirmó, los delincuentes aprovecharon del alto movimiento que hay en los bancos de la isla luego de Mediodía e ingresaron intimidando a clientes y trabajadores del lugar, con armas de fuego, y logrando hurtar una alta suma de dinero.

Le puede interesar: Docentes harán nueva jornada de protesta nacional por amenazas de muerte

Nadie se salvó: se llevaron bolsos, celulares y billeteras. Algunas de ellas fueron recuperadas por la Policía, el resto se perdió. 

Isla de San Andrés.
Isla de San Andrés.
AFP

Tras el cometer el hurto, los delincuentes salieron y se escondieron en una vivienda, de un barrio cercano, hasta que uniformados de la Policía Nacional descubrieron su ubicación y lograron su captura. Se dice que otras dos personas participaron en el hurto pero huyeron sin dejar rastro. 

"Ojo con el celular, ojo con la cadena (...) No de papaya”, son algunas las frases que los isleños les dicen a turistas, quienes se convirtieron en el blanco principal de los delincuentes. 

De hecho, la dueña de un hostal para extranjeros recordó el caso de la turista argentina Teresa Grossi, de 66 años, quien fue víctima de atraco y agresión que le ocasionó un trauma craneoencefálico severo hace algunas semanas.

“Hace poco robaron a una argentina y la agresión terminó con ella en coma. Es increíble lo que pasa aquí; por eso le decimos siempre a turistas que se cuiden porque esto ya no es un remanso de paz”.

Pese a las maravillas de la isla, el clima, el mar de los siete colores y la fraternidad de residentes y turistas, el miedo los invade. Y aunque piden más presencia policial reconocen que muchas de las víctimas no está denuncian los hechos.

Lea también: Policía no estaba autorizada para entrar a Universidad de Cundinamarca

Cifras de la Policía indican que pese a que ha aumentado la percepción de inseguridad, las cifras de delitos vienen la baja. Por ejemplo, indican, en 2019 el hurto a personas tiene una reducción del 28 %, lo que representa cien hurtos menos que en 2018.

Otra preocupación de los isleños es la ola de asesinatos por atracos, ajustes de cuenta por narcotráfico o enfrentamientos entre pandillas, siendo protagonistas en la mayoría de los casos menores de edad.

El julio pasado, el comandante de la Policía en San Andrés, coronel Jorge Urquijo, le atribuyó la descomposición social de los menores de edad a la falta de control de los padres.

Cifras reveladas a RCN Radio a finales de julio pasado, indican que 389 personas habían sido capturadas por la comisión de varios delitos, de los cuales se destacan 76 capturas por hurto en todas sus modalidades, 90 capturas por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, 28 capturas por concierto para delinquir, 47 capturas por lesiones personales, 27 capturas por violencia intrafamiliar, 25 capturas por homicidio y 90 capturas por porte ilegal de arma de fuego.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido