Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Las autoridades están tras la pista de una red de trata de personas.
Foto: RCN Radio.

Lo que han denominado 'el alquiler de niños' se está manejando como un negocio: la mayor demanda la tienen los menores que aún no saben hablar. La oferta es amplia, incentivada principalmente por un grupo de extranjeros y otras poblaciones de escasos recursos.

Por ley de uno mismo del venezolano, eso va mitad y mitad. O sea, yo le dejo a la niña; en tal sitio nos encontramos y me das la mitad de lo que haces y punto”, explicó una mujer mientras que su acompañante agregaba: “Y él se encarga de darle el desayuno, el almuerzo, todo”.

Una niña de tres años, de cabello rizado y adornado con una cinta rosada en el cabello, jugaba sentada al lado de ellos. 

Le puede interesarRescatan en Bucaramanga 27 bebés que drogaban y usaban para mendicidad

Entre quien paga por el niño y quien lo alquila se establece un convenio: Al final del día compartirán el 50 por ciento de lo producido con los menores: “Les dicen: ‘mira, vete todo el día con el niño y me traes a mi 30 o 40 mil pesos”, afirmó otra mujer mientras tenía un bebé de 11 meses en brazos. 

El objeto de la negociación es claro: El niño es alquilado por su padre con el fin de acompañar a un adulto a pedir limosnas:

“Si me monto con mercancía muchos no compran porque dicen que la mercancía está vencida. Pero al montarse uno con un niño muchas personas como que se les ablanda el corazón y ceden más al comprar; por eso muchos se montan con niños o alquilan a los niños”, manifestó un hombre, quien agregó: “Lo que no hace un vendedor, lo hace un niño. La persona cede cuando ve un niño”.

Audio

[AUDIO] Se alquilan niños para pedir limosnas

0:27 5:25

En Bogotá, el nicho para el alquiler de niños son los usuarios de las estaciones de Transmilenio. Al preguntarle a una pareja de hermanos quienes llevaban un bebé si habían escuchado sobre el alquiler de niños, respondieron al tiempo: “Sí. Lo hemos visto, hemos visto como personas se montan con uno, se montan con otro…niños diferentes, pues. Niños que no son de ellos”.

Lo que ellos consideran un negocio tiene diferentes modalidades: Se alquilan niños para desconocidos. Se alquilan para conocidos y cuando este es el caso, lo llaman préstamo:

“O sea no es un alquiler, es de repente para familiares, amigos. Es que mira, ¿cómo llegas tú a un país sin pasaporte y papeles? Lo de alquiler no es algo tan superficial, es gente que por ejemplo, sea primo mío y pues necesite trabajar y obviamente la gente aquí se ha dejado llevar más por la lástima que por ayudar al trabajador. -¿Entonces él te presta el bebé?- Algo así”.

Otro ciudadano comentó su experiencia cuando le ofrecieron un niño en alquiler: “Me dijeron que para trabajar por mitad, por lo que haga uno, y entregárselo a tal hora. Yo dije que no, porque eso es una gran responsabilidad andar con un menor”.   

También se alquilan niños para conformar parejas momentáneas entre el padre o madre del menor y un buen postor. La finalidad sigue siendo la misma: valerse del menor para generar un mayor impacto.

“Por ejemplo, si tú tienes un hijo, nos hacemos pasar por pareja…y la plata es mitad, mitad”, explicaron dos jóvenes.   

Puede leer también: Personero de Cartagena denunció alquiler de niños para explotación laboral

El Fiscal Delegado para la Infancia y la Adolescencia, Mario Gómez, explicó que usar a menores de edad para la mendicidad es una práctica delictiva: “Porque se considera una trata de personas con fines de mendicidad, contemplada como una práctica ilícita, delictiva, que tiene entre tres y 23 años de cárcel”.

Aseguró que esta situación ya está siendo investigada por la Fiscalía General de la Nación: “Determinan como en ciudades como Bucaramanga, Bogotá, en estaciones de Transmilenio y en otros lugares de flujo peatonal se pueden ubicar estos niños y niñas, para despertar esa conmiseración. Ya esto está siendo investigado; para esto, se han redoblado esfuerzos investigativos”.

De acuerdo a los testimonios de quienes narraron lo que está ocurriendo y los cuales corresponden a personas extranjeras, un niño puede ser alquilado desde las seis de la mañana hasta las 9 de la noche, sin que se tenga la certeza de que haya recibido alimentación, abrigo y que no se haya vulnerado su integridad durante la larga jornada.

La preferencia es por los niños que no saben hablar para evitar que se indague por sobre el real parentesco.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.