Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Primera sentencia por violar las medidas sanitarias en Antioquia
Archivo

Jornadas que se extienden hasta 14 horas diarias, hacen parte del escenario cada vez más recurrente para los empleados de la Rama Judicial, en medio de la pandemia.

Para algunos, el sistema no estaba preparado para la virtualidad y hoy se está improvisando en la administración de justicia.

Desde que se adoptó el uso de las tecnologías y el trabajo en casa en la Rama Judicial, asegura John Alexander Morales, magistrado auxiliar de la Sección Tercera del Consejo de Estado, las obligaciones laborales se extienden “hasta las 10 u 11:00 pm, entre semana”, en medio de múltiples tareas y reuniones, sin contar que “no es lo mismo verificar un proceso que esté compuesto por 10 mil folios en forma física, que tener que revisarlo en un monitor”.

Lea aquíAsonal Judicial pide que los juzgados continúen laborando en la virtualidad

En el caso de Johanna Hernández, secretaria del Juzgado 19 Penal de Garantías, aunque su horario laboral es de 8:00 a.m. a 5:00 p.m., ya no hay una hora definida para empezar a trabajar porque recibe “carpetas, por reparto del Centro de Servicios desde las 5:00 a.m.” sin que haya una hora de finalización.

El juez Freddy Machado, presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios y Empleados de la Rama Judicial, la virtualidad, adoptada en medio de la pandemia, si bien ha garantizado la continuidad de los servicios judiciales también ha significado una serie de dificultades representadas en un mayor tiempo para cumplir con la administración de justicia.

“Cuando se cita una audiencia a las 2:00 p.m., son las 2:10 p.m. y no vinieron, se termina la audiencia. Acá como hay un tema de conectividad, a veces puede uno durar hasta una hora antes de la audiencia, haciendo labores de conexión”.

Audio

[AUDIO] Sobrecarga laboral en los despachos judiciales

0:27 5:25

Improvisación y falta de capacitación

¿Por qué la aplicación de las tecnologías que en otros sectores ha facilitado las tareas, en la Rama Judicial no ha tenido el mismo efecto?

La jueza María del Pilar Arango, advierte que “la virtualidad no ha sido implementada como debía ser, se ha venido improvisando por parte del Consejo Superior (de la Judicatura), no se hizo durante todo el tiempo después de la expedición del código general del proceso y ahora con la pandemia tocó hacerlo de un momento a otro”.

Encuentre aquíLas nuevas reglas para atención al público en juzgados tras reactivación del país

A las dificultades propias de la implementación de la tecnología en la Rama Judicial, se suma la falta de conocimiento por parte de algunos funcionarios en el uso de estas herramientas.

“Tenemos que reconocer que no hay suficientes funcionarios capacitados en la virtualidad, entonces hay algunos funcionarios a los que se les está sobrecargando”, agrega el juez Machado.

Entre los trámites que, como consecuencia de las medidas adoptadas en medio de la pandemia, cambiaron, están aquellos diseñados para la protección de derechos fundamentales como la tutela y el hábeas corpus. Ahora, estas acciones que se pueden tramitar en línea, figuran como las de mayor incremento en los despachos judiciales.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.