Cargando contenido

Esta disciplina deportiva tiene 18 categorías que incluyen resolverlo en segundos con una mano, a ciegas o usando los pies.

Cubos como el 3x3 o el pyramides y megaminxon son los elementos más apetecidos para armar
Cubos como el 3x3 o el pyramides y megaminxon son los elementos más apetecidos para armar
Catherine Nieto, Rcn Radio

El 'speedcubing' es un deporte que desarrolla destrezas como la memoria a corto plazo, la psicomotricidad, la lógica y la agilidad mental, entre otras habilidades. Y muy seguramente, mientras usted comenzó a leer esta nota, Eduard García ya logró armar un cubo de rubik.

Tan solo han transcurrido 10 segundos, tiempo suficiente para que García -de 25 años de edad- haya logrado resolver un cubo de rubik con las dos manos, aunque su especialidad sea otra. “Es con los pies, lo estoy armando en menos de 50 segundos, en un tiempo de 39 segundos oficial”, relató el joven.

El objetivo básico del 'speedcubing' es restaurar el cubo a su condición original, utilizando las diferentes rotaciones que este rompecabezas tridimensional permite en cada uno de sus lados con combinaciones algorítmicas para resolverlo en el menor tiempo posible y que reúne diferentes tipos de cubos como 2x2, 3x3, 4x4, hasta 7x7, 12x12 incluyendo el  pyramides, megaminx, square-1, entre otros.

La práctica del 'speedcubing' ha permitido que se desarrollen una serie de competiciones en distintas partes del mundo como Estados Unidos, Australia, Brasil, Budapest y Francia, entre otros, dándole paso a muchos jugadores para crear sus propios métodos. Razón por la que Eduard García conformó hace seis años la comunidad EduRubik's.

Lea también: Nietos 'a domicilio', la misión para acompañar y entretener a abuelos solitarios

Y es que por medio de dicha comunidad García ha permitido que niños, jóvenes y adultos adhieran a esta disciplina, considerada un deporte, a través de talleres que dicta en puntos como el Planetario Distrital, en centros comerciales o visitando colegios, y organizando o participando en diferentes torneos para que esta modalidad se expanda a más personas.

“Lo más chévere de este deporte es que no hay límite de edades, tenemos niños desde los ocho años hasta los papás de más de 50 años y también niños con síndrome de down que lo logran armar. Hay señores que les ayuda a evitar el Alzheimer, incluso familias separadas que gracias al cubo se juntan”, contó el líder.

Según García, en la solución del cubo ha presenciado tiempos a nivel mundial de hasta cinco segundos aunque, según él, con tan solo tres segundos, el récord lo tiene un norcoreano.

A su vez, la World Cupe Associaton (Asociación Mundial del Cubo) revela que el australiano Feliks Zemdegs ha roto 119 récords mundiales en las distintas categorías. Ha sido varias veces campeón del mundo de 3×3, más concretamente en 2013 en Las Vegas y en 2015 en Sao Paulo, con una media oficial en competición de 5.80 segundos siendo la media más rápida del mundo.

[VIDEO] Conozca a los genios del Speedcubing en Colombia

Una disciplina sin apoyo

Pero aunque el 'speedcubing' sea considerado como un deporte ciencia, similar al ajedrez por permitir el desarrollo mental, los miembros de esta comunidad dicen no contar con el apoyo de Coldeportes para poder participar en dichos torneos.

En Colombia no existe el patrocinio para ir a un mundial, el cual oscila entre los cinco y los diez millones de pesos según el país, por lo que el competidor debe asumir sus viáticos”, expuso García.

Lea también: María José y su valiente tarea como odontóloga de tigres y oftalmóloga de osos

En la comunidad EduRubik’s, uno de los integrantes más pequeños y que sueña desde ya con ir a un mundial es Lorenzo González, de 11 años de edad, quien practica junto con su mamá.

“Se armar el 3x3, el 4x4, el 5x5 el pyraminx, el Skewb que es más raro, el mirror que es como un 3x3, pero con formas. Mi récord con el 3x3, que es el que practico, son seis segundos. Yo empecé con un minuto diez y ya promedio doce o trece segundos”, dijo Lorenzo quien asegura tener unos 30 cubos diferentes en casa.

A su vez, hace cuatro años un cubo de rubik que estaba exhibido en una calle de Bogotá llamó la atención de Samuel Rozo Álvarez, quien le pidió a su mamá que se lo comprara y hoy, a sus 18 años, ya logra armarlo en 11 segundos con una sola mano, destreza que lo ubicó como el segundo mejor a nivel nacional en dicha modalidad hace un par de años.

“Es un proceso complicado. Hay que adaptar la mano porque duele, hay que bajar los tiempos, esto es una práctica de meses, de años y lo he logrado con el tiempo”, dijo Samuel.

Agregó que “he armado todos los cuadrados, diferentes figuras, dos decaedros, he armado unos cubos que se deforman, modificaciones del 2x2, todos los que puedas imaginarte, tengo como 30 cubos en este momento”.

De acuerdo con Samuel, los cubos de rubik se pueden conseguir entre los 20 mil y los 500 mil pesos.

Lea también: La música como terapia para sanar

Por su parte para Catalina Herrera, la cuota femenina del grupo, esta práctica no debe ser solo un asunto de hombres. “Me gustó porque no se ve en este ámbito las mujeres. La verdad los hombres son como más competitivos, pero es desarrollar ese empoderamiento de la mujer en cuanto a diferentes ámbitos porque nosotras también podemos llegar a estos mundos”.

Catalina afirmó que es la mujer en la que más competencias ha participado, tanto en Colombia, como en el exterior”, mi categoría favorita es el 3x3 y la rápida como la pirámide, me gusta y tengo un buen promedio de siete segundos”.

“Acostumbrarse a memorizar algoritmos y llegarlos a ejecutar en el menor tiempo posible costó mucho pero ya se logró”, dijo la joven de 22 años.

El cronómetro y el cubo rubik también son la obsesión de Manuel Popayán, de 17 años de edad, actual campeón nacional.

“El rubik fue inventado por un arquitecto húngaro llamado Erno Rubik, de ahí su nombre. Él sigue vivo, podemos decir que el cubo rubik nació hace un poco más de 30 años y el récord mundial en ese entonces fue de 20 segundos; ahora es de tres segundos y lo tiene un koreano” exaltó Manuel, quien quiere llegar a las grandes ligas.

Lea también: Las discotiendas que luchan por sobrevivir

Dicho cubo ha llegado a considerarse el juego de rompecabezas más vendido del mundo, dejando de ser una simple entretención para convertirse en una competencia global que atrae cada vez más adeptos en el planeta.

Para su creador, Erno Rubik, “este fenómeno podría parecer exagerado a propósito de un simple juguete, pero con él podemos alcanzar algo de la lógica pura del universo, de su esencia sin límites”, así lo plasmó en un escrito el profesor hace algunos años.

En las competencias del Cubo de Rubik existen hasta 18 categorías que van desde la solución de velocidad hasta la manera de resolverlo con una mano, a ciegas o usando los pies y aunque en promedio una persona puede tomarse unas dos horas en armarlo, muchos ni siquiera lo logran.

Audio

Informe sobre el Speedcubing

0:27 5:25
Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido