Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Trabajos subacuáticos en Hidroituango.
Esta sería la segunda fecha de puesta en servicio de la obra.
Cortesía: EPM.

Las brechas de género y la falta de oportunidades laborales para los jóvenes no son los únicos problemas que afectan al mercado laboral colombiano. La frustración de haber estudiado alguna profesión y no poderla ejercer por falta de vacantes es otra de las circunstancias que se presenta actualmente.

Según la más reciente encuesta de Pulso Social revelada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE)el 50,3 % de los jefes de hogar considera que las actividades de trabajo que realizan no están relacionadas con la formación educativa que obtuvo en el pasado.

Lea además: Estudio revela difíciles condiciones de vida de las personas con talla baja en Colombia 

La subdirectora del DANE, Yuliet Solano, explicó que "el 45.5 % de las personas que tienen una formación técnica consideran que no existe relación entre sus habilidades y el tipo de formación y sus actividades".

Añadió que, "aquí sí empezamos a ver unos problemas de vinculación entre la oferta y al demanda que hacen que un grupo de personas consideren que lo que hacen lo tiene que ver con sus estudios".

Según Solano, esto pasa también para el 25 % de las personas con especialización o maestría. 

Daniel Ruiz es apenas uno de los miles de testimonios que hay frente a estos casos. El joven de 30 años, administrador de empresas de profesión, actualmente trabaja  como asesor comercial en un call centerasegura que nunca le fue posible encontrar trabajo en lo que estudió.

Más información: Los galones de gasolina que podría comprar con un salario mínimo en países latinoamericanos 

Asimismo Orlando Pinzón, joven arquitecto de 28 años, se dedica a trabajar con aplicaciones móviles. Asegura que "la plata que invirtieron mis padres en mi carrera fue en vano, nunca logré ubicarme, etapa difícil la situación". 

Para la presidente de Acopi, gremio de las pequeñas empresas, Rosmery Quintero, este fenómeno obedece a que las personas no se forman de acuerdo a la demanda que tiene el mercado laboral.

"Las universidades no están atendiendo a la demanda de las empresas; hay que leer más lo que requiere el sector empresarial. Esto lo tienen que hacer las instituciones de formación técnica y el mismo SENA", sostuvo. 

Para el sector académico, la falta de experiencia laboral es otro de los obstáculos que impiden el desarrollo profesional, por lo que estiman que se debe seguir fortaleciendo la política del primer empleo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.