Cargando contenido

Tejer es una labor a la que se dedican exclusivamente las mujeres del pueblo Katmensá.

Artesana del Putumayo
Mamá Pastora es una de las tejedoras más importantes de la comunidad Katmensá
Javier Jules. RCN Radio

La tejeduría es uno de los saberes ancestrales que la comunidad indígena Katmensá del Valle del Sibundoy ha transmitido a las demás generaciones, gracias a la tradición oral. Mamá Pastora es una de las tejedoras más conocidas de esta zona, ubicada en el departamento del Putumayo, porque les ha enseñado a por lo menos 3.000 mujeres el arte de tejer.

Doce horas seguidas durante seis días es el tiempo que toma hacer uno de los tejidos que por encargo hace Mamá Pastora. Mientras ubica cuidadosamente cada uno de los palos de chonta que sirven como guía para apretar los hilos, dándole forma a lo que será una manta, escoge cuidadosamente cada uno de los puntos que seguirá para armar las figuras plasmadas en el telar.

Dice que hace más de medio siglo, el arte de tejer, el que aprendió de sus ancestros, empezó a ser también un proyecto de enseñanza.

Le puede interesarIndígenas wayúu crean piezas únicas de artesanías con tejidos tradicionales

“Le doy gracias a Dios porque les he enseñado hace 57 años y así la mayor parte de la comunidad pueden trabajar en sus casas”, afirma la mujer, respetada y querida por su localidad.

La tejeduría es una labor exclusivamente de las mujeres indígenas Katmensá, ubicadas en el Valle del Sibundoy, en el sur del país. Por el taller de tejido de Mamá Pastora han pasado alrededor de 3.300 mujeres, alumnas de la artesana y que hoy tienen la posibilidad de obtener recursos  por la venta de sus hilados.

[VIDEO] Las tejedoras indígenas del Putumayo

Rompiendo paradigmas

María del Rosario Jamioy asegura que varias décadas han pasado desde que los tejidos eran usados solamente por la misma comunidad Katmensá hasta la actualidad, en la que son exportados a algunos destinos en Europa, facilitando así el empoderamiento de las mujeres de este pueblo nativo.

Ella es la hija mayor de Mamá Pastora y heredera de su arte. Recuerda que “antiguamente solamente el hombre tenía el derecho de mandar y de trabajar en la casa, ahora no, porque los tiempos cambian y nosotras hemos superado esas ideologías tan negativas y ahora somos autónomas”.

Lea tambiénMáscaras del Valle del Sibundoy, una tradición hecha a mano

Cada tejido, tiene una historia, representada en las costumbres de las comunidades indígenas y relacionada con el entorno, con la tierra, con los animales, con la naturaleza, es un relato construido con hilos.

La tradición oral es tan importante para las mujeres Katmensá como su propia comunidad. Por eso la tejeduría se ha convertido en una herramienta para garantizar su fortaleza como indígenas.

“Porque ese es el legado que le vamos a dejar a nuestros hijos y nietos y así sucesivamente”, afirma María del Rosario.

Sin guardar para ella ninguno de los secretos del hilado, Mamá Pastora sigue contando historias a través de la urdimbre y de los colores que se combinan para formar dibujos y símbolos.

Audio

[AUDIO] Mamá Pastora, artesana del Putumayo

0:27 5:25
Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido