Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Taller de Joyería de Liliana Herrera en Mompox, Bolívar
Foto autorizada por Joyería L y L Filigrana Mompox

Durante cuatro generaciones, una familia de Mompox (Bolívar) se ha dedicado a la elaboración y comercialización de joyas. 

Pasar de vender sus productos de manera física a venderlos de manera virtual fue el cambio que esta familia tuvo que asumir para hacerle frente a la crisis por la pandemia e impedir que 40 trabajadores pasaran necesidades.  

Liliana Herrera, quien es la responsable del negocio, manifestó que aunque la joyería tenía abierto desde hace tiempo sus redes en Facebook e Instagram era poco el uso que les daban.  

Lea también: ¿Dónde están los más de 2.000 desaparecidos en Colombia durante 2020?

Tras la medida de cuarentena por causa del covid-19, durante dos meses no vendieron la mercancía acumulada que tenían. “Los artesanos a quiénes les dábamos trabajo no estaban haciendo nada. Nos dimos cuenta que esta situación se extendería y que debíamos vender haciendo uso de las redes sociales”, comentó.  

Indicó que tanto ella como los demás orfebres de la región recibieron capacitación en este sentido por parte del programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia. Por lo que, a la tarea de aprender a vender de manera virtual, se sumaba también la de aprender a ganarse la confianza de compradores de todo el país.  

Es diferente tener a un cliente al frente que tenerlo por teléfono. Uno debe demostrar de manera virtual que el negocio sí existe, que el producto que se ofrece es de calidad y que el envío llegará”, explicó.  

Le puede interesar: Vuelven las bibliotecas con sus espacios de lectura, estudio y silencio

Liliana cuenta que buscando generar confianza en sus clientes ha hecho recorridos virtuales en el taller de joyería y por los alrededores de la población. “Hay clientes que hay que hacerles video llamadas para que confíen en nosotros. Así que les mostramos las instalaciones, el taller, los trabajadores y hasta a Mompox”, precisó. 

Hoy Liliana Herrera sigue atrayendo más clientes gracias al buen manejo de sus redes sociales. Tan solo en Mompox hay en promedio 400 personas dedicadas a la elaboración y comercialización de joyas.  

Audio

[AUDIO] Venta virtual de joyas fue el reto de una familia orfebre en Mompox, Bolívar

0:27 5:25
Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.