Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

camibarra
Migrantes hondureños, haciendo la travesía hacia EE.UU.
Migrantes hondureños, haciendo la travesía hacia EE.UU.
AFP

Nelson viene caminando con su hija en brazos desde la ciudad de Choluteca, en el sur de Honduras. Pasó por la caribeña Tela y ahora arribó a Aguas Calientes, en la frontera con Guatemala. Su niña está enferma y tiene solo cuatro años.

Este hondureño hizo la travesía por el país junto a centenares de personas (serán miles en el trayecto, aseguran algunos), en una migración masiva que pretende llegar hasta Estados Unidos, huyendo de la violencia, el hambre y la pobreza en su país.

Pero quedaron trancados en la frontera esperando que les abran paso para seguir con su peregrinación.

Más en: Llamado de medidas cautelares por los derechos de migrantes hondureños

Vengo con mi hija dispuesto a sufrir calamidades; quiero que la niña pueda caminar por sí sola”, dijo este hombre de voz firme y sincera, quien justifica haberse embarcado en una travesía que puede estar llena de obstáculos y hasta peligrosa.

“Aquí en Honduras este presidente (Juan Orlando Hernández) como que vive en las nubes, pasa diciendo que este país tiene una vida mejor. No se qué mejor puede ofrecer este país”, dice.

Vea también: México recibe avanzada de migrantes hondureños que enfurece a Trump

Audio

Marlon Rodríguez, periodista de Honduras, quien camina junto a migrantes que van desde Honduras hacia EE.UU.

0:27 5:25

Esta segunda marcha de los migrantes partió el sábado desde Tela y llegaron en las últimas horas a Aguas Calientes, esperando que las autoridades migratorias de Guatemala y Honduras les den permiso para seguir su camino.

“Prácticamente huí de Choluteca y llegué a Tela. Allí fui al hospital a hacerle a la niña un hidrocultivo y me contestaron que ‘lo hiciera afuera’. Eso quiere decir ‘dinero’. Y dinero no tengo ni para comer. ¿Entonces, qué vida mejor hay en Honduras?”, contó Nelson, padre de cuatro hijos. A los otros tres tuvo que dejarlos en Tela.

La travesía

El periodista Marlon Rodríguez acompaña a los caminantes en su intención de llegar hasta Estados Unidos. Le cuenta a RCN Radio que una primera brigada de migración que salió hace una semana ya está llegando a la frontera con México.

“Ayer mismo se reportó un niño ahogado, porque van niños solos en esa caravana migratoria”, contó Rodríguez en un dramático relato de lo que les ha tocado vivir durante el trayecto.

Migrantes hondureños en la frontera con Guatemala

Reveló, por ejemplo, que en esta segunda caravana van unas 600 personas, dentro de ellas mujeres embarazadas, padres con niños enfermos, niños solos y hasta personas enfermas que han llegado a Aguas Calientes.

“Quieren salir del país porque no hay empleo, porque todo está caro, hay mucha violencia y ya no se aguantan”, dijo.

Es el caso de la señora María Zenobia, quien cuenta que viene desde su pueblo Santa Bárbara, en la zona rural de Sabaneta, en el país centroamericano. “Vengo con mi pequeño de dos años”, relata.

Vea también: Trump amenaza con cerrar frontera con México por caravanas de migrantes

Pero también devela la razón de su arriesgada misión: “Tengo un niño que queda aquí, que tiene leucemia. Tiene cinco añitos él y no camina. Mi niño es especial y la verdad es que ya me cansé de estar pidiendo en los buses y voy a viajar con el niño”.

Asegura que algunos médicos le pidieron que se fuera para Tegucigalpa, la capital, para que allí le hicieran exámenes en la cabeza. “Pero no tengo dinero para viajar”, asegura.

Éxodo nunca antes visto

El periodista Marlon Rodríguez dice que estos son solo dos testimonios de los centenares de historias y razones que tienen los migrantes para abandonar el país en bloque.

Por el momento, las autoridades de Guatemala les están impidiendo el paso. Confían en que se destrabe para seguir o, como han hecho otros, tomen caminos distintos para cruzar la frontera.

Estamos durmiendo en la calle, en unas carpas que personas de buen corazón nos han traído. Aquí vamos a la buena de Dios, durmiendo debajo de los contenedores, debajo de los carros, porque ayer cayó una lluvia y aquí hace un frío increíble”, asegura Marlon Rodríguez en su relato desde Aguas Calientes.

E insiste: “Las personas acá ya no tenemos dinero y estamos esperando a que avancemos para seguir caminando”.

Incluso, sostiene que en el recorrido muchas más personas se han unidos en migración: “Un aproximado de 10 mil persona están listas para salir de nuestro país Honduras. Es una caravana incontrolable debido a la mala gobernación que tiene nuestros gobernantes”.

Rodríguez va más allá: dice que este es “un éxodo que nunca se había visto” y que son “múltiples las personas que migran hacia Estados Unidos, que buscan el sueño americano, buscan exámenes médicos y familiares. Van en busca de todo”.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.