Cargando contenido

Su nombre, Yanet Mosquera Rivera, aparece en uno de los panfletos que han estado circulando en el departamento del Cauca.

Esta líder social y víctima del conflicto, asegura que su vida está en riesgo
Esta líder social y víctima del conflicto, asegura que su vida está en riesgo.
RCN Radio

Yanet es una líder social que representa a las comunidades de los municipios del centro de Cauca: Tambo, Popayán, Cajibío, Piendamó y Morales. Es una de las líderes sociales amenazadas en Colombia; una mujer que vive con muchas incertidumbres, entre ellas, el desconocer quien la amenaza.

Sin embargo, en su trasegar dice tener una certeza: “Lo único que si les digo es que sigan orando y velando por mi seguridad porque yo sé que me van a matar”.

Lea también: Entre tejidos y semillas, mujeres indígenas aportaron informes ante JEP

Las más recientes amenazas llegaron a través de panfletos; le reclaman que se haya involucrado en uno de los proyectos que se realizan en su departamento. “Lo que salen a decir es que Yanet Mosquera no está dejando construir la doble calzada y esas son palabras mayores. Aquí no sabemos quiénes son los enemigos".

Audio

“Yo sé que me van a matar”, dice líder amenazada en el Cauca

0:27 5:25

Agregó que "estamos tocando intereses de mucha gente, con poder. Entonces uno no sabe de donde están llegando estos panfletos y la interpretación que están dando algunos medios. Pero también algunos funcionarios públicos quienes me dicen: 'Deja que construyan la doble calzada, deja de (molestar) tanto'. Eso ya es colocarle la lápida en la espalda a un ser humano, por eso yo vuelvo y se lo repito, yo tengo seguro que me voy a morir”.

Le puede interesar: Mujeres víctimas del conflicto acuden a la JEP y a la Comisión de la Verdad

Ella tiene 50 años. Por su liderazgo ganó el premio Cafam en el 2007. Y por esta labor ha tenido que apartarse de familiares buscando protegerlos. Al indagarle si ha pensado en abandonar esta tarea, respondió:

“El liderazgo nació conmigo y creo que allí continuará y si muero, morirá conmigo, porque no pienso asustarme  y salir corriendo. Yo no le hecho nada a nadie y no me voy a ir a otro país a sufrir en tierra ajena cuando aquí mi plátano sancochado yo lo encuentro para comer con mis hijos; en otro lado no lo voy a conseguir”.

Yanet, en tiempos de conflicto, fue víctima de desplazamiento. Hoy sigue padeciendo, confiando que en algún momento resurja el respeto para la labor y para la vida de los líderes sociales.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido