Un informe de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, reveló que a corte de diciembre de 2017, al menos 50 EPS en el país, están bajo alguna de las medias especiales que tiene la Superintendencia de Salud como herramienta para garantizar que se respete la atención de los usuarios.

De acuerdo con la ACHC, estas medidas consisten en la remoción de los revisores fiscales, la designación de contralores para las entidades y la presentación y cumplimiento de unos planes de acción específicos; las cuales se adoptan para evitar una crisis en el sistema de salud. (Lea también: SuperSalud multó a la EPS Coomeva por fallas en el servicio a los usuarios)

“Intervención para liquidar (1) equivalente al 4.3%, Vigilancia especial (17) equivalente al 73.9%, Programa de recuperación (5) equivalente al 21.7% (...) A este grupo de EPS con medidas especiales están el 50,8% de los afiliados al sistema de salud colombiano, es decir 23.4 millones de afiliados aproximadamente”, dice el informe.

Capital Salud, Alianza Medellín Antioquia, Coomeva, Cafesalud, Cruz Blanca y ComFaca; son algunas de las Entidades Prestadoras de Servicios de Salud que se encuentran bajo alguna de las medidas especiales de la SuperSalud, de las cuales la mayoría son privadas.

“La deuda total de 50 entidades de los regímenes contributivo y subsidiado, que están en liquidación, intervención, sometidas a la medida cautelar de vigilancia especial, en programa de recuperación, o liquidación voluntaria, es de $3.1 billones de pesos de los cuales 68.4% es cartera morosa”, dice el reporte de la ACHC.

Este gremio de la salud reveló recientemente que las EPS adeudan a los hospitales y clínicas del país más de 8 billones de pesos y reiteró su llamado al Ministerio de Salud para que tome cartas en el asunto, tras señalar que esto tiene en riesgo la atención de los pacientes en Colombia.