Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ycalderon
Gimnasio
Ingimage

Las autoridades policiales y de salud lograron la desarticulación de una organización dedicada a la comercialización ilegal de proteínas musculares, esteroides orales e inyectables, anabólicos, antiestrógenos y péptidos.

Según la información, la organización liderada por Héctor Sánchez (alias El Cejas) distribuía los productos en gimnasios del centro del país y ciudades aledañas, además de ser promovidos por redes sociales.

En el operativo que se desarrolló en Bogotá se realizó un registro de allanamiento, logrando la captura de tres personas que son señaladas de los delitos de concierto para delinquir, fabricación y comercialización de sustancias nocivas para la salud.

“Es una nueva modalidad de ciberdelito en la que los miembros de la organización criminal comercializaban productos sin registro sanitario a través de la suplantación de páginas web de origen alemán y redes sociales, con el fin de generar confianza entre consumidores y reflejar una apariencia de legalidad de la mercancía”, señaló el general Juan Carlos Buitrago, director de la Policía Fiscal y Aduanera.

El operativo fue adelantado por la Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) y la Agregaduría de Aduanas de Francia en Colombia.

Los mezclaban con productos veterinarios

El general Buitrago explicó que los miembros de la organización usurparon la imagen corporativa de un laboratorio extranjero, dando uso al nombre y logos en prendas de vestir y publicidad.

“Los medicamentos eran ingresados al país desde Tailandia, haciendo escala en Francia bajo la modalidad de tráfico postal. Para su introducción al territorio nacional, eran declarados en las guías de envío y declaraciones de importación como confecciones y accesorios, con el fin de evadir el control aduanero”, señaló el general Buitrago.

Los investigadores descubrieron que esta red criminal utilizaba conceptos de profesionales de la salud para dar legalidad a los fármacos sustentando que eran aptos para consumo humano.

Incluso, algunos de sus productos contenían un esteroide anabólico de grado veterinario “Boldenona Undecilenato” como principal proteína.

Según las autoridades, ingerir estos productos podría generar consecuencias para la salud como aumento del colesterol, retención de líquidos, grasa corporal y ginecomastia (agrandamiento de senos en los hombres), hipertrofia cardiaca (un incremento del grosor de la pared y/o el septo interventricular) y presión arterial alta.

A adicionalmente, estos medicamentos no contaban con las unidades de embalaje establecidas para su transporte, perdiendo con ello la temperatura exigida por el laboratorio fabricante, conllevando a la alteración y afectación de los principios activos del medicamento.

En el año 2017 fueron aprehendidos e incautados 3.850 mil unidades de medicamentos por un valor de $6.362 millones y, en lo corrido del 2018, se ha registrado la aprehensión de 3.653 mil unidades por un valor de $1.235 millones.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.