Cargando contenido

A partir de enero de 2019 empezarán a funcionar en Colombia para beneficiar a todas las madres en periodo de lactancia.

Carmen Quinteros solicitó a sus superiores ser excluida de los turnos de guardia de 24 horas que le impedían lactar adecuadamente a su bebé
Carmen Quinteros solicitó a sus superiores ser excluida de los turnos de guardia de 24 horas que le impedían lactar adecuadamente a su bebé
Ingimage

Todas las entidades públicas, las secretarías de salud y las empresas privadas con capitales iguales o superiores a 1.500 salarios mínimos legales vigentes o con más de 50 empleadas, a lo largo del territorio nacional, deberán tener adecuadas a partir de enero de 2019 salas dedicadas, exclusivamente, a que sus colaboradoras en periodo de lactancia puedan extraer leche materna, almacenarla y luego llevarla a casa.  

La implementación de este tipo de salas quedó contemplada en la resolución 2423 que expidió el Ministerio de Salud para reglamentar las especificaciones técnicas de higiene, salubridad y dotación mínima que deben tener las denominadas salas amigas de la familia lactante, establecidas en la ley 1823 del 2017. Dichas salas, según la resolución, deben acondicionarse en espacios aislados, con ventilación e idealmente alejados de los baños, para evitar contaminación cruzada.  

Además, deben tener una o varias sillas, mesón y nevera para almacenar la leche. Las empresas deben garantizar, igualmente, que las madres lactantes puedan acudir a ellas según sus necesidades: una vez por la mañana y otra por la tarde, por lo menos, en un proceso que puede tomar entre 20 y 40 minutos, según Elisa Cadena Gaona, subdirectora de salud nutricional del Ministerio de Salud. Asimismo, se deben ofrecer capacitaciones a los empleados y colaboradores para dar a conocer no solo la accesibilidad a estas zonas, sino los beneficios de la lactancia materna exclusiva.  

La funcionaria afirma que la resolución no contempla una sanción para las empresas y entidades que no cumplan con la adecuación de estos espacios, pero las que sí lo hagan recibirán beneficios tributarios, que deben ser fijados próximamente por el Ministerio de Hacienda. 

De esta medida se podrían beneficiar al menos 125.000 mujeres trabajadoras cada año. Se trata, en ese sentido, de una de las acciones con las que se pretende mejorar el indicador de lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses de vida de los bebés, que en Colombia ha caído preocupantemente por distintas razones. Una de ellas, de acuerdo con Cadena Gaona, es la limitación y obstáculos que tienen que enfrentar las mamás que regresan a su actividad laboral luego de la licencia de maternidad de cuatro meses.  

El propio Ministerio de Salud, en la resolución, reconoce que “gran parte de las mujeres trabajadoras tienen serias dificultades en sus lugares de trabajo para realizar las prácticas adecuadas de lactancia materna, entre ellas, condiciones no ideales y la distancia entre el lugar de residencia y el sitio de trabajo”.  

La medida llegará como una de las acciones para trabajar en pro de la lactancia materna, una práctica que salva vidas, evita la morbilidad y la mortalidad, promueve el desarrollo físico y cognitivo óptimo, reduce el riesgo de contraer algunas enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación en la edad adulta, aporta grandes beneficios en la salud de las madres y los bebés, entre otras ventajas.  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido