Cargando contenido

Sus componentes nutricionales e inmunológicos la hacen fundamental para el adecuado desarrollo del bebé.

Componentes de la leche materna
La leche materna debe ser el alimento exclusivo del bebé en sus primeros seis meses de vida.
Ingimage

La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido y es fundamental durante sus primeros seis meses de vida. Sus componentes nutricionales e inmunológicos la hacen fundamental para ayudar al crecimiento del bebé, así como a su desarrollo adecuado.  

Expertos coinciden en que la leche materna es un gran alimento para el recién nacido y tiene características que permiten que sea único y muy completo para el bebé, por lo que han recomendado que este se dé exclusivamente en sus primeros seis meses de vida.  

Los beneficios para el recién nacido son muy destacados, pero también lo son para la madre que, entre otras cosas, logra un vínculo más cercano con su hijo por medio de la lactancia materna.  

Además de brindar los elementos nutritivos que necesita el bebé, en una proporción equilibrada, la leche materna tiene características que la hacen especial: cambia de color y consistencia y su composición se modifica a lo largo de una misma toma, y también cambia en función de los momentos del día, explica la 'Guía alimentaria para gestantes y madres en lactancia' desarrollada por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).   

Parte de esos cambios se ven reflejados en los diferentes tipos de leche que produce la madre y que varían de acuerdo con el tiempo de posparto. Por un lado, está el calostro, la primera leche que produce la madre y que se da desde el último trimestre de gestación y en los primeros cinco días después del parto. 

La leche de transición, por su parte, se secreta desde el quinto o séptimo día del posparto hasta el final de la segunda semana, para luego darle paso a la leche madura, aquella que se produce a partir de la tercera semana después del parto y que es más blanca y de mayor consistencia que las anteriores. (Lea también: Donación de leche materna: mitos y verdades) 

 

¿Cuáles son sus componentes? 

Aunque la leche materna experimenta diferentes características durante el tiempo después de dar a luz, en general sus componentes no varían en gran medida. Estos son, de acuerdo con la mencionada guía y Unicef en ‘La leche humana, composición, beneficios y comparación con la leche de vaca’, un extracto de su documento ‘Manual de Lactancia para Profesionales de la Salud’.  

Agua: la leche materna contiene un 88% de agua, lo que permite al niño mantener un perfecto equilibrio electrolítico.   

Proteínas: constituyen el 1% de la leche. La proteína predominante es la alfa-lactoalbúmina. La mayoría de las proteínas de la leche humana son específicas y su concentración disminuye con el progreso de la lactancia.  

Grasas: son el componente más variable de la leche materna, ya que dependen de la dieta que lleve la madre. Estas aportan ácidos grasos esenciales, favorecen el desarrollo del cerebro, del sistema nervioso y de la vista, entre otras cosas. 

Carbohidratos: la lactosa es el principal carbohidrato de la leche humana, aunque también hay pequeñas cantidades de otros. Uno de sus grandes beneficios es aportar el 40% de la energía que necesita el bebé.   

Vitaminas: contiene todas las fundamentales, aunque en relación con la vitamina D es necesario que el bebé tome sol, según recomendaciones. La concentración de vitaminas en la leche materna es la adecuada para el niño, pero puede variar según la ingesta nutricional de la madre.  

Minerales: concentra una buena fuente de minerales, como calcio, hierro, fósforo, magnesio, zinc, potasio y flúor, que no se ve afectada por la dieta materna; al contrario, está adaptada para los requerimientos nutricionales y capacidad metabólica del bebé.  

Otros componentes: las propiedades antiinfecciosas de la leche humana están dadas por la presencia de componentes solubles como las inmunoglobulinas (IgA, IgM, IgG), así como las lisozimas, lactoferrina, factor bífidus y otras sustancias inmunorreguladoras. Esta también tiene componentes celulares, así como hormonas y enzimas que también tienen acción y funciones inmunológicas. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido