Cargando contenido

Usuarios de Medimás anuncian que promoverán una acción popular para exigir la prestación de sus derechos de salud.

Clínica Esimed de Tunja Foto Jenny Angarita RCN Radio
En Boyacá promoverán una acción popular para evitar el cierre de la clínica Esimed de Tunja, principal operador de la EPS Medimás en Boyacá con más de 140 mil usuarios.
Foto: Jenny Angarita RCN Radio

Diez servicios de salud de la clínica Esimed de Tunja, principal operador de la EPS Medimás en Boyacá, fueron cerrados por las autoridades de salud al evidenciar fallas en la prestación de los mismos.

Mónica María Londoño, secretaria de Salud (e) de Boyacá, anunció que los servicios de farmacia, salas de cirugía, transfusión sanguínea, hospitalización (adulto, pediátrica y obstétrica), sala de partos, endoscopia, urgencias, radiología, diagnóstico cardiovascular y ecocardiograma fueron cerrados temporalmente.

El incumplimiento a todos los compromisos que se adquirieron y que debían subsanarse de manera definitiva para garantizarse los requisitos mínimos para atender a los pacientes, motivaron el cierre”, explicó la funcionaria.

De interésDeclaran calamidad pública en San Eduardo (Boyacá) por falla geológica

De acuerdo con el reporte de la secretaría de Salud, la clínica estaba funcionando sin trabajadores, sin medicamentos ni insumos suficientes en varias de sus dependencias. 

“Se trata de casi 196.000 usuarios de Medimás a quienes debemos garantizar condiciones seguras y de calidad en la prestación de los servicios y por ningún motivo permitir que se ponga en riesgo su salud y bienestar”, dijo Londoño. 

Reacciones 

Teresa Moyano, presidenta del Sindicato de Trabajadores de la Salud en Colombia seccional Tunja, aseguró que con la decisión se afecta a los pacientes de la región y a los trabajadores, a quienes les adeudan varios meses de salarios.

Más informaciónActores de la 'Ley del Corazón 2' se accidentaron en la vía Bogotá - Tunja

Agregó que desde marzo a los más de 260 empleados les deben los recargos por los turnos nocturnos, dominicales y festivos. 

A los especialistas les adeudan tres meses de salarios y por lo mismo, la mayoría ha renunciado. 

“A las funcionarias de los servicios generales no les pagan los salarios y en algunos casos tampoco cuentan con el pago de salud y pensión”, sostuvo Moyano. 

La IPS Esimed en Tunja llevaba varios meses funcionando con el 50 por ciento de los servicios cerrados, porque los contratos no estaban vigentes. 

Mabel Peñaloza, médico de urgencias y hospitalización de la clínica, señaló que eran constantes las dificultades para atender a los pacientes.  

“A los pacientes no se les suministraban los medicamentos ni de urgencias ni hospitalización cuando eran dados de alta. Tienen inconvenientes en las citas médicas porque no hay agendas disponibles de especialistas además, no hay un gerente regional”. 

Por lo mismo Nubia Esperanza Estupiñan, presidenta de la Asociación de Usuarios de Esimed, reiteró que acudirán a una acción popular para exigir que se garantice la atención en salud. 

A este mecanismo de participación ciudadana se unirán los médicos, especialistas y trabajadores del área administrativa, que pedirán formalmente ante el Tribunal Administrativo de Boyacá que sean amparados los derechos a la vida, la salud y el empleo digno. 

“Estamos desconcertados con la decisión, vamos a promover una acción popular entre usuarios, médicos y especialistas porque no vamos a permitir que nos cierren la única entidad que tenemos para que atiendan a los pacientes de Medimás”, aseguró la líder.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido