Cargando contenido

La ortopedista María Constanza Bedoya Vizcaya dice que importa más la postura que el tipo de silla que se usa.

Teletrabajo - Trabajo - Empresas - Empleo
La ortopedista María Constanza Bedoya Vizcaya advierte que no es saludable trabajar con el computador sobre las piernas.
Ingimage (Referencia)

El dolor de espalda ha sido una constante para las personas que han tenido que pasar ocho horas o más trabajando desde casa, debido a la cuarentena.

Al respecto, la ortopedista María Constanza Bedoya Vizcaya aconseja usar el computador portátil a la altura de los ojos, con un mouse y un teclado independientes: "Casi todos estamos trabajando con computadores portátiles y esos computadores los tenemos que adaptar como si fueran un computador de mesa para que el ángulo en el que uno mira la pantalla esté lo más al frente posible. No tan inclinados, porque obligatoriamente nos vamos a jorobar frente a un portátil", explicó Bedoya Vizcaya a Voces RCN.

Lea también: ¿Cuarentena podría llevar a 'pandemia' de trastornos mentales?

Si la persona no tiene teclado independiente, entonces debe buscar una altura intermedia: "Si tú pones el computador muy alto sobre unos libros, los brazos te van a quedar muy altos, no los vas a tener los codos en angulo recto".

En ese sentido, si el portátil queda muy alto y no hay teclado adicional, "vamos a empezar a tener otros problemas: el túnel del carpo, las tendinitis".

Audio

Consejos para evitar el dolor de trabajo

0:27 5:25

La ortopedista también se refirió a las pausas activas y dijo que lo importante es "no pasar tanto tiempo en la misma posición": "A uno le recomiendan mucho las pausas activas, pero no es levantarse una vez por la mañana y una vez por la tarde, sino más o menos cada media hora estar levantándose de la silla, ir por el vaso de agua, ir por un café, mirar por la ventana".

Lea también: Depresión, otro lío que surge en el aislamiento

Respecto a qué tipo de silla se debe usar, la experta tomó el ejemplo de los músicos para decir que la clave es una buena postura, con los músculos del abdomen apretados, para evitar problemas: "Si usted ve a los músicos cuando están tocando sus instrumentos o cuando están practicando, ellos no se recuestan en ninguna silla".

"Las sillas son unas sillas muy sencillas (...) Todos mantienen una muy buena postura, bien derechos, apretando el abdomen, con los pies bien apoyados en el piso".

"Entonces, yo creo que la silla no es tan determinante como la postura que uno adopte", reiteró.

Por último, recomendó "no trabajar con el computador en las rodillas, sentado en un sofá o en la cama, sobre todo si uno tiene que trabajar por tiempo prolongado".

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido