Cargando contenido

El plantón se realizó en la Plaza Simón Bolívar.

Protesta de cuidadores de discapacitados
Protesta de cuidadores de discapacitados
Foto RCN Radio- Diana Cabrera

Los cuidadores familiares en Bogotá, que son los integrantes del mismo núcleo de la familia que se dedican a cuidar hijos, padres, hermanos, tíos y hasta sobrinos con alguna discapacidad, realizaron un plantón al frente de la Plaza Simón Bolívar.

La actividad liderada por los propios padres de familia tenía como objetivo  exigir que su trabajo de cuidar a los integrantes de su núcleo familiar sea reconocido como una actividad laboral.

“El trabajo del cuidador es una labor silenciosa, que no puede ser visible porque estamos en el desarrollo de sacar adelante a nuestros hijos y familiares discapacitados, ya sea en un centro de rehabilitación o en un lugar de salud que por sus condiciones no les permite moverse y es ahí en donde estamos nosotros los cuidadores para atenderlos”, afirmó Johana Mendiwelson, madre de familia.

Lea: Alerta por presencia de cuerpos extraños en lentes de contacto comercializados en Colombia

Agregó que el objetivo de esta concentración al frente del Congreso de la República es llamar la atención de los Congresistas y el gobierno nacional.

“El objetivo es que el gobierno pueda prestar sus ojos dentro del presupuesto nacional para nuestra población con el que se logre dignificar económicamente esta labor”, manifestó.

Pero las dificultades de encontrar a una persona que cuide a sus seres queridos mientras ellos trabajan se convierte en su mayor problemática; porque no tienen un sustento para sus necesidades básicas.

Le puede interesar: Los municipios de Colombia con más riesgo de leishmaniasis

“Son personas que algunas están postradas en una cama o algunas no, pero dependen de otra persona para su baño, estudio o cualquier actividad que hagan, dependen únicamente de nosotros que somos sus cuidadores”, subrayó.

En el marco de este evento también denunciaron que el Bienestar Familiar les retiró el apoyo que tenían algunas madres cabezas de familia de cuidar a sus hijos mientras ellos, la gran mayoría vendedores ambulantes, salían a trabajar.

La entidad les confirmó que este programa estaba dirigido para menores de 18 años, sin importar que siguieran con la discapacidad, por lo que ellos como padres de familia tenían que hacerse cargo de su cuidado; lo que es imposible para estas madres cabezas de familia, porque implicarían que tendrían que dejar de trabajar.

“Mi hijo tiene 20 años es discapacitado y me lo entregaron en el Bienestar Familiar que porque cumplió 14 años, lo que me pareció muy grave para mí porque no tenía quien me lo cuidara; así que me tocó sacar de estudiar a mi hija de 14 años de edad para que me lo cuide mientras yo trabajo, lo que me parece injusto”, afirmó Yisel Cruz, madre afectada.

Los padres de familia confirmaron que seguirán desarrollando esta serie de manifestaciones con el propósito de que se presente un proyecto de ley que les dignifique su labor como cuidadores; al ser un trabajo al que dedican gran parte del día y toda su vida al cuidado de sus seres queridos discapacitados.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido