Cargando contenido

Policiales y sus familias no descartan la realización de actividades de protesta.

Referencia medicamentos.
El Invima advierte sobre los efectos que pueden tener medicamentos que están bajo su control.
AFP

Alrededor de 600 mil personas en todo el país se encuentran afectadas por el desabastecimiento de medicamentos en los dispensarios de la Policía Nacional.

Juan de Jesús Torra, veedor de salud para la población activa y en retiro de la Policía Nacional, denunció que los policiales y sus familias están completamente afectados por la falta de medicamentos en las entidades que prestan los servicios de salud a la institución.

Lea también: Consumir una aspirina a diario no es tan bueno

Indicó que no entienden el motivo del desabastecimiento, teniendo en cuenta que a la firma contratista encargada de dicha labor se le desembolsó una gruesa suma de dinero una vez firmado el contrato.

“La Unión Temporal Medipol 16 es la encargada del suministro de los medicamentos en la Policía Nacional, al firmar con la institución un contrato por 594 mil millones de pesos, se le generó un adelanto del 6% correspondiente a 38 mil millones, razón por la cual no entendemos a estas alturas por qué hay desabastecimiento de medicamentos en muchos de los dispensarios del territorio nacional”, explicó Torra.

Según el policía en calidad de retiro, se ha conocido por parte de otras veedurías en salud que actualmente los dispensarios de la Policía Nacional de Manizales, Armenia, Cali, Tolima, norte del Valle, la Costa Atlántica y Pereira, no cuentan con medicamentos, ni siquiera los  más esenciales.

Le puede interesar: Mala calidad del sueño aumenta los riesgos de un infarto

Estamos organizándonos y planificando muy bien nuestras acciones de protesta, sin descartar que nos movilicemos o realicemos otro tipo de acciones como encadenarnos en las instalaciones de sanidad para que nos escuchen”, puntualizó.

De acuerdo con el veedor de salud para la población activa y en retiro de la Policía Nacional, esta situación pone en peligro la vida y la salud de alrededor de 600 mil personas en todo el país.

Ante esto resaltó que no se descarta que se realicen actividades de protesta, como amarrarse en las instalaciones de los dispensarios, a fin de llamar la atención de las autoridades supervisoras.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido