Cargando contenido

Foto: Universidad Nacional



Por: Carlos Brand

Científicos de la Universidad Nacional lograron disminuir hasta en la mitad el crecimiento de tumores de próstata, cuello uterino, seno y colon cultivados en laboratorio.

La investigación está a cargo de Clara Andrea Rincón Cortés, cuya investigación tuvo como resultado la primera tesis del Programa de Doctorado en Ciencias-Bioquímica de la universidad.

“Hemos logrado determinar cuál es la composición protéica que tiene el veneno del escorpión Tityus macrochirus. Este es el primer trabajo de carácter bioquímico de este tipo que se realiza en el país”, dijo la investigadora.

Añadió que se seleccionó el Tityus macrochirus debido a la facilidad para ser recolectado en los municipios de Choachí y Fosca (Cundinamarca), lo que permitió su traslado a los laboratorios de la U.N.

“Aunque no se puede decir que se trata de una cura para estos tipos de cáncer, sí se puede hablar de un posible candidato para tratar estas enfermedades de manera alternativa”, explicó.

Escuche sobre el potencial del Tityus macrochirus

¿Cómo funciona?


Luego de disponer de un cultivo de células cancerosas se adicionan los péptidos con el fin de evaluar su comportamiento.

El trabajo desarrollado a lo largo de la investigación contempló la separación de péptidos y proteínas mediante diversos procedimientos bioquímicos, de esta forma, se logró estandarizar una técnica que permitió obtenerlos aislados y determinar cuáles de ellos exhibían la actividad deseada sobre los cultivos de las células evaluadas.

Aún no se han realizado experimentos en seres vivos. Ese sería uno de los siguientes pasos para medir la eficacia real del veneno.