Cargando contenido

Se trata del Intersticio, el cual sería uno de los órganos más grandes del cuerpo y podría ayudar a entender el cáncer.

Descubren nuevo órgano del cuerpo humano
El Intersticio recubre el tracto digestivo, los pulmones, las arterias y músculos.
Foto: Ingimage

Un grupo de científicos descubrió un nuevo órgano en el cuerpo humano que habría sido ignorado por completo debido a que los métodos de observación usados hasta el momento para analizar los tejidos no permitían diferenciar el órgano de otros tejidos.

La investigación publicada en Scientific Reports logró establecer que debajo de la piel se encuentra un órgano llamado Intersticio, que sería uno de los más grandes del cuerpo pero que irónicamente no era perceptible a la vista.

El Intersticio recubre el tracto digestivo, los pulmones, las arterias, músculos y es la fuente del linfa, el fluido vital para el funcionamiento de las células inmunes que generan inflamación.  Además actúa como amortiguador para evitar que los tejidos se desgarren.

Este importante hallazgo, que demuestra que las capas de la piel consideradas hasta hoy como una masa densa son la unión de varios compartimientos llenos de líquido, permitiría entender el cáncer y hasta combatirlo debido a que podría explicar por qué el cáncer tiene más probabilidades de extenderse en el cuerpo cuando invade este órgano.

El hallazgo se dio accidentalmente mientras los investigadores David Carr-Locke  y Petros Benias realizaban un examen a un paciente con cáncer. Cuando exploraban las vías biliares para diseminar la enfermedad vieron algo extraño al introducir la sonda en medio de los tejidos, eran una serie de cavidades interconectadas que luego se dieron cuenta que contenían líquido y están por debajo de la mucosa.

Sin embargo, estas imágenes fueron dadas a conocer al patólogo Dr. Theise, quien observó el tejido con ayuda de un microscopio y no logró detectar lo que habían visto los científicos, lo que llevó además a descubrir otra cosa.

"Este artefacto de fijación de colapso ha hecho que el tejido lleno de líquido en todo el cuerpo parezca sólido en portaobjetos de biopsia durante décadas, y nuestros resultados corrigen esto para expandir la anatomía de la mayoría de los tejidos", afirmó Neil D. Theise, profesor del Departamento de Patología de uno de los hospitales más grandes de New York, NYU Langone Health.

En el estudio los investigadores establecieron también que este órgano contiene células y colágeno que cambian al tiempo que la edad de la persona, por lo que este órgano también puede ser responsable de las arrugas de la piel y el desarrollo de enfermedades como la esclerosis o inflamatorias.

Los científicos se basaron en la endomicroscopía confocal láser, la cual está basada en sondas y combina la sonda delgada (endoscopio) que lleva una cámara y se introduce en el cuerpo a través de la garganta para ver el interior de los órganos, con un láser que ilumina los tejidos y permite así una vista microscópica de los tejidos vivos en lugar de los fijos.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido