Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Desinterés y falta de tiempo de los padres sería la principal causa de adicciones en niños

Foto archivo referencial



Saber enfocar las pasiones de nuestros hijos es necesario para que estas no se conviertan en adicciones que compliquen la estabilidad y tranquilidad de la familia. Sin embargo según Edgar León, sicólogo clínico, las excusas de los padres de no tener tiempo son la principal causa de adicción en los niños.

El tema de las adicciones en niños preocupa cada vez más a los padres de familia y más aún no lograr identificar en qué momento los menores caen en ese tipo de situaciones; es por esto que pasar tiempo con ellos y saber re-direccionar sus pasiones se hace indispensable.

"Una de las características que encontramos en niños ya adictos es un descuido por parte de los padres que de alguna manera justifican el hecho de estar ausentes y de no tener el contacto real con la vida de sus hijos", sostiene Edgar León, sicólogo clínico y miembro del Colegio Colombiano de Psicología

Agregó que "los padres se quedan con esa justificación que porque hay que trabajar y hay que hacer dinero y después caen en cuenta del error porque no hay dinero que valga la sacada de un niño del mundo de las adicciones".

Otro aspecto importante a tener en cuenta está relacionado con la importancia de identificar otras adicciones diferentes a la de la droga ya que el juego, el alcohol, la comida, las compras son fijaciones que también deben ser controladas.

"Adicciones todas las que uno se pueda imaginar, no solo a drogas sino por ejemplo al internet, muy de moda por estos tiempos y al sexo, que de paso, dejan graves consecuencias en la salud de las personas", sostuvo León.

Los cambios de temperamento, el desinterés por el estudio y el insomnio son claves para identificar adicciones en nuestros hijos; una vez que el diálogo no sea posible con respecto a este tema, el paso a seguir es buscar ayuda con profesionales para lograr que una adicción, se convierta en una pasión.