Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Thumbnail

Diagnosticada con cáncer de seno: El dilema de someterse a una mastectomía

En Colombia se registraron 15.500 casos nuevos de cáncer de seno y 4.411 muertes por esta enfermedad en 2020.

Cada día en Colombia mueren al menos 12 mujeres por cáncer de seno y se detectan más de 15.500 casos nuevos de esta enfermedad al año. Es una enfermedad silenciosa que tiene una alta prevalencia en el país y por eso la importancia de detectarlo a tiempo.

Las mujeres que son diagnosticadas con cáncer de mama, deben afrontar consecuencias tanto psicológicas como físicas que causa esta enfermedad, entre ellas el temor de poder perder su seno, lo que impacta duramente a nivel psicológico.

La doctora María Teresa Romero, gerente de la Liga Colombiana Contra el Cáncer seccional Risaralda, además de tratar a cientos de mujeres con esta enfermedad, tuvo que enfrentar hace apenas unos meses el también ser diagnosticada como paciente con cáncer de seno.

“Quiero que esta experiencia dolorosa y hermosa sea importante para mujeres y hombres”, comenzó su relato, en el que contó que sintió una anormalidad en su seno y decidió asistir al médico especialista, quien le confirmó lo que temía: padecía cáncer de mama.

Ella afrontó con valentía esta enfermedad, que afortunadamente fue detectada a tiempo por sus cuidados y decidió someterse a una mastectomía radical, incluyendo la reconstrucción del seno.

"Es un proceso muy fuerte y una cirugía muy larga", comentó al recalcar que fue la mejor decisión.

Su caso es un ejemplo de los más de 15.000 que se registran en Colombia anualmente, en los que las mujeres además deben enfrentarse al dilema de si se quitan o no el seno.

Sobre ello, la doctora Romero nos enfatizó en que ella tomó la decisión de quitarse el seno como medida preventiva, pues en muchos casos el cirujano entra y extrae el tumor y, dependiendo del tamaño, es o no necesario quitar la mama.

Detalló que ante este diagnóstico la reacción de las pacientes es diferente en cada caso. “Hay mujeres que se niegan a quitarse el seno, pese a que ahora ya está la opción de que salgas con este reconstruido; hay otras que deciden extirparlo, pero no reconstruirlo y dejarse así; como también está quienes toman la última opción que es quitarse ambos senos para evitar que nuevamente aparezca el tumor cancerígeno”.

Una mujer con cáncer de seno debe afrontar quimioterapias, radioterapias y como última opción una mastectomía, un dilema que ahora es un poco más fácil de asimilar con la cirugía de reconstrucción a la que pueden optar.

La especialista médica recalcó que cuando se es diagnosticada con este cáncer, aunque es curable si se detecta a tiempo, la visita al oncólogo ya se vuelve rutinaria porque se debe ir cada seis meses o anualmente a realizarse chequeos para descartar la aparición de otra masa.

Fue enfática en que este cáncer puede aparecer en cualquier momento, por eso es importante que las mujeres se realicen los chequeos respectivos con los especialistas. “No todos los médicos saben de todo”, puntualizó, al hacer un llamado a que asistan a las respectivas sedes de la liga contra el cáncer, donde podrán recibir una atención especializada para descartar o no esta enfermedad.

Pidió a las mujeres realizarse el autoexamen de manera periódica, pero no olvidar también tocarse la parte de las axilas no solo el pecho porque esta zona también podría mostrar un signo de alarma.