Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Bótox
La diferencia entre el bótox y la morfina es que, con esta última, a largo plazo el cuerpo desarrolla tolerancia a dicho medicamento, cosa que no pasaría con el primero. 
AFP

El  bótox, usado en aplicaciones terapéuticas y popularmente conocido por hacer parte de procedimientos estéticos para regenerar la piel, aparece de nuevo mencionado en el campo de la salud por otras propiedades que produce. 

Según un reciente estudio, la toxina botulínica (bótox) contiene unas propiedades que proporcionan alivio frente a la sensación de dolor

El estudio, revelado este miércoles por la revista especializada Science Translational Medicine, indica que esta toxina genera alivio, incluso en dolores crónicos, y no produce reacciones nocivas en los pacientes. 

Según la investigación, realizada en ratones por expertos de la Universidad College de Londres (UCL), el bótox produce un efecto que en el cerebro "silencia" las señales de dolor. 

El experimento se realizó en la columna vertebral de roedores a los que se les aplicó la sustancia en la médula espinal, con el resultado de que los animales disminuyeron la sensación de dolor a lo largo del tratamiento. 

Una de las conclusiones de los investigadores es que la toxina actúa contrayendo el dolor, ya sea leve o crónico, como el causado por el daño a los nervios en la columna

Otro de los beneficios, resaltado por el investigador Steve Hunt, es que esta toxina no produce efectos negativos como el rechazo a la sustancia o la adicción a la misma por el uso repetido. 

Aunque algunos expertos alertan sobre las reacciones adversas del bótox como solución estética para reducir arrugas, también destacan los resultados favorables en cuanto a manejo de dolor en pacientes

El resultado de esta investigación genera gran expectativa en el campo de la medicina ya que podría revolucionar la forma de tratar pacientes con dolores crónicos y disminuir el uso de morfina y/o fentalino, considerados como mecanismos para contrarrestar el dolor

La diferencia entre la  toxina botulínica (bótox) con la morfina o fentalin es que, con estos últimos, a largo plazo el cuerpo desarrolla tolerancia a dichos medicamentos, cosa que no pasaría con el bótox

Este estudio, que tuvo una duración de cinco años, contó con 200 ratones entre los que se simularon las primeras etapas del dolor neuropático e inflamatorio humano, las cuales fueron tratadas con inyección de una forma modificada de toxina botulínicauna. 

Durante este tiempo se hizo seguimiento a la reacción de los animales frente al dolor tratado a través de esta mezcla. 

Los resultados fueron favorables al observar que la mezcla desarrollada por los expertos logró detener el dolor crónico

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.