Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Oido - Otitis 2
Ingimage (Referencia)

Al cumplirse hoy 63 años de vida del implante coclear, razón por la cual se conmemora el día internacional de este dispositivo, considerado un gran avance tecnológico y de la medicina, miles de personas con pérdida auditiva han vuelto a escuchar y mejorar su calidad de vida. 

En Colombia, se estima que existen cerca de 7 millones de colombianos que padecen problemas del oído y de audición.

El implante coclear es el único dispositivo médico capaz de sustituir el sentido de la audición, se coloca justo detrás del oído externo y está compuesto por un micrófono externo y un procesador de sonido. 

Lea tambiénColombia refuerza acciones preventivas por enfermedades respiratorias

El procesador transforma el sonido en estímulos eléctricos y éstos son recogidos por medios electromagnéticos por cuenta de una antena implantada quirúrgicamente que dirige la señal a unos electrodos internos que estimulan el nervio auditivo. 

“No se trata de que las personas escuchen sino que puedan comunicar”, afirmó  Andrea Bravo, directora clínica de MED-EL.

En Colombia, en septiembre de 1992 se hizo la primera cirugía de implante coclear, una solución que ha permitido que más pacientes con discapacidad auditiva puedan incorporarse a la vida social y laboral de una manera efectiva.

Pérdida auditiva, en crecimiento

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen más de 466 millones de personas con pérdida auditiva, pero cerca de 360 millones sufren de pérdida auditiva incapacitante.

Lo más preocupante es que cerca de 1.100 millones de personas entre 12 y 35 años están en riesgo de quedar sordas, principalmente por la exposición recreativa, es decir, por actividades como escuchar música a alto volumen o permanecer en sitios con alta exposición al ruido, como es el caso de algunos trabajadores de aeropuertos.

De acuerdo con la OMS, otras de las principales causas de pérdida la audición son enfermedades genéticas, complicaciones al momento del nacimiento, meningitis, algunas enfermedades infecciosas, lesiones, accidentes, traumas o accidentes, el uso inadecuado de medicamentos específicos y procesos naturales como el envejecimiento.

El dispositivo lo cubre el sistema de salud

Una de las alternativas para ayudar a quienes sufren de pérdida auditiva es el implante coclear, único dispositivo médico capaz de sustituir el sentido de la audición, que puede ser ordenado por un especialista y que está cubierto por el sistema de salud en el país.

En Colombia, se implantan entre 400 y 500 dispositivos al año. Este proceso debe ir acompañado de un proceso de rehabilitación para que sea exitoso.

Pero, antes de pensar en una implantación, es esencial que se pueda identificar la hipoacusia o pérdida auditiva desde temprana edad, a través de señales claras que pueden ser verificables a través de un tamizaje auditivo.

Esta son no voltear cuando se le llama por el nombre, no atender la caída brusca de un objeto, tener que escuchar televisión o radio con un volumen alto y acudir a la lectura de labios para entender lo que dice la otra persona:; ante esto, es necesario realizar un examen clínico especializado el cual puede confirmar o descartar tal diagnóstico.

La hipoacusia o disminución de la capacidad auditiva no atendida, no solamente causa efectos físicos o funcionales, también emocionales y sociales en cualquier etapa de la vida”, señaló María Piedad Núñez, audióloga y gerente clínica de Cochlear Colombia.

“La pérdida de audición desatendida puede causar demoras en el desarrollo del habla y el lenguaje en los niños, disminución del aprovechamiento escolar, aislamiento social, baja autoestima y afectación de decisiones profesionales”, añadió

Lea también: Huanggang, la segunda ciudad de China aislada por coronavirus

Según datos de la OMS, 4 de cada 100 personas sordas están entre los entre 0 y 5 años de edad. 

El hecho de contar con un implante coclear trae beneficios notorios en la vida del paciente e incluso a los gobiernos que se interesan en esta tecnología, ya que la OMS estima que la pérdida auditiva genera un costo anual global de US$750 millones. 

“Otra de las ventajas que posee este tipo de implante que dura toda la vida, no se mueve con el crecimiento de la cabeza y actualmente con el sistema de implante y su procesador se pueden practicar deportes como natación sin la necesidad de retirarlo”, afirma Andrea Bravo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.