Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En 2021 creció el número de embarazos en niñas y adolescentes entre 14 y 19 años
En 2021 creció el número de embarazos en niñas y adolescentes entre 14 y 19 años
RODNAE Productions - Pexels

En el marco del Día Mundial de la Prevención del Embarazo Adolescente, en Colombia hubo un incremento del 6.3% de nacimientos en niñas y adolescentes entre los 14 y 19 años, según estadísticas del Dane. 

El 63,7 % de las niñas entre los 10 y 14 años de  las zonas rurales del país, que tenían algún hijo o hija, no asistían a un centro educativo en 2018”, indicó el Dane en su cuenta de Twitter.

Para el 2020 se registraron 384 nacimientos en niñas menores de 14 años en los que el padre era mayor de 20 años. Además en el 2019, se registraron 390 nacimientos en estas condiciones. 

“Para el II trimestre de 2021 se registró un aumento anual de 6,3% en el número de nacimientos en niñas y adolescentes entre 14 y 19 años, pasando de 24.849 a 26.405. Los nacimientos en niñas menores de 14 años incrementaron 22,2 %”, resaltó la entidad.

Estás cifras generan especial preocupación en Colombia y podrían convertirse en un serio problema de salud pública en el país. Asimismo, según la OMS, los embarazos en menores tienen efectos tanto en la salud de la madre como del hijo. 

Lea también: Así está la paz en las regiones, tras cinco años de la firma de los acuerdos con las Farc

Según informes, las muertes prenatales son 50% superiores para los bebés que tienen madres menores de 20 años que para aquellos cuyas mamás tienen entre 20 y 39 años. 

También es mayor el número de partos prematuros, malformaciones o complicaciones cardio-respiratorias.

“El embarazo en adolescentes también ocasiona múltiples problemas sociales, tales como: conflictos familiares, deserción escolar, cambio de proyectos de vida, discriminación, matrimonio servil o a temprana edad, reducción de ingresos y pobreza”, indicó el ICBF en su informe, señalando al tiempo que "desestimula la productividad y el crecimiento económico de una sociedad". 

Dentro del estudio también queda la incógnita de si este crecimiento en los embarazos de niñas tuvo que ver con los encierros constantes que vivió el país durante la pandemia a causa de la covid-19.

“La propagación del COVID-19 y algunas de las medidas tomadas para frenarla, como el aislamiento social, exacerban el riesgo de violencia contra niños y niñas. Lamentablemente la mayoría de los casos de violencia en los primeros años de vida se da por parte de un familiar directo o persona cercana al niño o niña”, señaló Unicef.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.