Cargando contenido



Comúnmente se habla de proteger la piel de los efectos del sol y/o de las afectaciones al metabolismo por las variadas comidas propias de las festividades. Sin embargo, hay otro órgano que esta expuesto y que usualmente olvidamos, los ojos.

El Instituto de Impacto de la Visión de Essilor explica que algunas actividades típicas de fin de año afectan seriamente la visión como:

Luces navideñas:

Aproximadamente el 70% de las personas que conducen por la noche en la ciudad durante estas fechas, sufre deslumbramiento ocasionado por la iluminación navideña. De acuerdo con el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España, esta circunstancia aumenta la probabilidad de accidentes, sobre todo en personas con trastornos de la visión y en mayores de 50 años. (Lea también: Infección respiratoria aguda disminuirá en el país según el Instituto Nacional de Salud)

Algunos tips para minimizar el riego por deslumbramiento son: utilizar gafas con tecnología transitions, ya que se adaptan rápidamente a las condiciones cambiantes de iluminación; reducir la velocidad, para no avanzar un gran trecho, en caso de quedar cegado unos instantes; y conservar limpios el parabrisas y los retrovisores, pues polvo y las manchas en ventanas y espejos aumentan los deslumbramientos.

Viajes largos

Sea cual sea el medio de transporte utilizado, los ojos tienden a secarse en trayectos largos debido principalmente a: aire acondicionado, concentración visual tanto en la carretera cuando vamos conduciendo o en lecturas o aparatos electrónicos cuando somos pasajeros, y a la mala calidad de la lagrima que suele presentarse en personas mayores de 60 años y mujeres en etapa posmenopáusica.

Para evitar el síndrome de ojos seco, se debe hidratar los ojos con lágrimas artificiales recomendadas por su optómetra, tomar agua frecuentemente, parpadear y usar gafas de sol.
Viajes a destinos en invierno.

Destinos de sol y playa

Hay quienes no buscan un cuento de navidad, sino recargarse con la energía del sol. Y si bien es cierto que el sol beneficia nuestra salud en general, también debemos protegernos de sus rayos UV que pueden resultar nocivos.

De acuerdo con la Skin Cancer Foundation, el cáncer de la piel del párpado representa entre el 5 y el 10% del total de los cánceres que se producen en la piel. Además, la gran mayoría de los signos visibles del envejecimiento prematuro alrededor de los ojos (el 90%), son causados por los rayos UV.

Se debe tener especial cuidado durante las horas pico del sol. Lo mejor es evitar la exposición entre las 10 a.m. y las 2 p.m. (momento en que los rayos solares UV son más fuertes). De todos modos, en caso de que deba permanecer al aire libre, es fundamental que proteja sus ojos con lentes de sol formulados para no alterar su visión.