Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Óvulo humano
Óvulo humano
Wikicommons

Un increíble hallazgo hicieron científicos del Instituto de Investigación Pacific Northwest en Seattle (Estados Unidos), luego de que tras años de investigación a cerca de la fecundación humana se dieran cuenta que el óvulo en las mujeres tiene dependencia.

Esto quiere decir que este se convierte en una célula que no es pasiva, haciendo que se convierta en todo lo contrario, y pueda decidir sobre que espermatozoides son los que deben entrar o no, según las cargas genéticas de cada uno y a su vez la adaptación de la gameta (célula reproductora masculina).

 

Así mismo, en explicaciones más simples, se puede denominar que el óvulo se toma el tiempo necesario para evaluar a la cantidad exagerada de espermas que deambulan, para después analizarlos y hacer una participación activa de la fecundación escogiendo perfectamente el más adecuado para que entre en sí y pueda dar desarrollo al feto.

No obstante, esto convierte al óvulo en una célula que no es para nada dócil al momento de la reproducción humana lo que su aporte es tan importante para su autonomía y desarrollo. A lo que los expertos lo llamaron "fertilización genéticamente tendenciosa".

Según los resultados, y lo que se pudo observar en las evaluaciones esta célula es un gran reclutador de esperma, eliminando todos aquellos que no aportan con una genética adecuada, y lo hace con la finalidad de que la fecundación se geste de la manera más saludable posible, para ella (óvulo), como para el cuerpo humano de la mujer.

Por ende, muchas parejas que no presentan dificultades para tener un embarazo deseado, y no lo logra aunque no se usen métodos anticonceptivos se da porque el óvulo evita este tipo de espermas, lo que hace que su selección sexual en este sentido sea una completa elección.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.