Según datos del Ministerio de Salud, para atender pacientes con infecciones adquiridas en los hospitales las IPS o aseguradoras gastan aproximadamente entre 13 y 15 millones de pesos por cada persona, lo que representa una inversión cercana a los 727 millones de pesos cada año.

La doctora Marta Vallejo, especialista en Cirugía General y experta en Epidemiologia Clínica, afirmó que este dinero se podría haber invertido en prevención, evitando pérdidas humanas.

"En Colombia las infecciones de torrente sanguíneo asociadas a catéter pueden aumentar el costo hospitalario entre 30 y 40 millones de pesos", dijo.

Vallejo advierte que la problemática en sobrecostos hospitalarios a causa de las infecciones asociadas a la atención en salud (IAAS) radica en que las entidades "aumentan la mortalidad en pacientes y la estancia hospitalaria que genera más costos para el sistema de salud".

De acuerdo con el Ministerio de Salud, los costos indirectos (asumidos por las familias de los pacientes), se calculan en un gasto adicional de 75 mil pesos, en el caso de un paciente hospitalizado hasta 14 días y que aumenta de manera proporcional al tiempo de estancia hospitalaria del paciente.